CICLISMO

Análisis sobre el mercado español de bicis urbanas

El consumidor empieza a descubrir las ventajas de las bicicletas específicas para uso urbano.

Poco a poco, la mentalidad de la gente está cambiando. Lo de utilizar la bici que nos regalaron en la primera comunión para pedalear por la ciudad, afortunadamente cada vez es menos habitual. Y, según los detallistas consultados, la venta de accesorios “urbanos” también se está beneficiando de este progresivo cambio de mentalidad.
“Por norma general, lo primero que hace el usuario es probar de adecuar su vieja MTB para circular por la ciudad pero, cuando entra en la tienda y ve que hay bicis urbanas perfectamente equipadas por 300 euros, no duda en que esa es la solución ideal”, declara el responsable de ciclismo urbano de Probike (Barcelona), Guillem Bracons Díaz.

Una idea que también comparte otro detallista especializado de la capital catalana, Miquel Santalices, de Espai Bici. “Cuando abrimos la tienda hace diez años, cualquier bici era válida para desplazamientos urbanos. Ahora comienza a no ser así. La bicicleta urbana ha evolucionado muchísimo y la gente se ha dado cuenta de que es el mejor y el más eficaz medio de transporte para realizar trayectos cortos inferiores a 5 kilómetros, más incluso que la moto”. Pese a ello, Santalices reconoce que “todavía queda un largo camino para concienciar a los nuevos usuarios de que la bici urbana es lo mejor para rodar por ciudad y que hacerlo con los accesorios adecuados redundará en su comodidad y satisfacción”.
Más información en cmd nº240


No hay comentarios

Añade el tuyo