CICLISMO

El nuevo punto de venta está ubicado en el centro de Barcelona

Probike ultima su nueva "revolución"

En marzo, la enseña abrirá una tienda de 1.500 metros2 cuyas bases son la segmentación y la especialización

CMD nº214 / 31-01-2007. Probike tiene previsto inaugurar a mediados del próximo mes de marzo un nuevo establecimiento de 1.500 metros2, distribuidos en dos plantas, en el número 310 de la barcelonesa calle Viladomat, a escasos metros de su actual tienda. Se trata de una ‘bike shop’ sin parangón en España, pues es la primera vez que un establecimiento ubicado en el centro de una gran ciudad dedica semejante superficie útil al mundo de la bicicleta, y lo hace aplicando parámetros revolucionarios.

Probike ha concebido su nuevo establecimiento bajo las premisas de la segmentación y la especialización. Así, cada disciplina –desde el ciclismo de carretera, hasta el freeride- cuenta con un área de exposición determinada, con lo que el usuario de cada modalidad dispondrá de una “tienda propia” dentro de Probike. De igual manera, la especialización regirá el servicio técnico, pues los clientes serán atendidos por mecánicos especializados en su modalidad ciclista, tal y como argumenta el director de marketing de Probike, Xavier Canals, “al cliente que practica freeride, por ejemplo, le gusta tratar con profesionales especializados que conocen el freeride y su filosofía de la bicicleta”. Asimismo, los talleres y los puntos de montaje están concebidos y ubicados de manera que los clientes pueden presenciar in sito todos los procesos.

Otra innovación que presenta este establecimiento es que todas las bicicletas que están listas para ser vendidas se colocan suspendidas en un carrusel mecanizado giratorio en espera de ser entregadas al cliente. Un sistema que facilita el control del material, optimiza espacio y evita que las bicicletas se toquen entre sí, con lo no sufren ningún tipo de deterioro.

Probike tampoco ha escatimado esfuerzos en conseguir plasmar en su nuevo establecimiento otro de sus sueños: que los clientes pudieran moverse con libertad y comodidad en bicicleta por la tienda. Es por ello, que para facilitar los flujos dinámicos, la unión de las dos plantas se ha hecho a través de rampas con desniveles muy suaves.

Sostenible con el medio ambiente
En la concepción de su nuevo establecimiento, Probike ha evidenciado su compromiso con el medio ambiente. Así, ha ha combinado la iluminación convencional con la tecnología LEDS, mucho más cara, pero que consume diez veces menos, no desprende tanto calor y no estropea los colores de los tejidos. Igualmente, para ahorrar energía, se ha instalado un sistema combinado de ventilación: natural, en la primera planta, y aire acondicionado, en la segunda. Además, se ha construido un carril bici para pruebas con las cubiertas recicladas de las bicicletas.

Por último, destacar que el nuevo establecimiento dispone de una terraza de 350 metros2, en la que se han plantado árboles para conferirle un aspecto de bosque natural, y en la que los clientes tendrán zonas de descanso, circuito de bicis y un wall ride.


No hay comentarios

Añade el tuyo