Quantcast

CICLISMO

Ruta en bicicleta por el sur de Francia

Ciclismo en familia en el Canal du Midi 

(16-5-2012). El Canal du Midi es el canal navegable en funcionamiento más antiguo de Europa. Con una distancia de 241 kilómetros entre Toulouse y el Mediterráneo, su uso hoy día es principalmente de ocio y deportivo y la bicicleta es sin duda una buena opción para conocerlo en familia. Su recorrido prácticamente llano y la escasa dificultad técnica lo convierten un plan apto para todos los públicos.

A veces los parajes con encanto por descubrir están muy cerca, pero nos resultan menos atractivos precisamente por su proximidad. A unos 100 kilómetros de la frontera española está la ciudad de Toulouse, desde donde el Canal du Midi recorre el sur de Francia a lo largo de 241 kilómetros hasta llegar al Mediterráneo. Una bici, unas alforjas y unos días de vacaciones son prácticamente suficiente para disfrutar de los bonitos paisajes entre viñedos, acogedores pueblos cargados de historia y una buena gastronomía para reponer fuerzas al final del día.

La ruta en bicicleta discurre por las márgenes derecha y/o izquierda del río, por el denominado ‘Chamin de Halage’, el antiguo camino de sirga que se utilizaba para arrastrar los barcos. Los primeros 60 kilómetros están asfaltados y luego el camino se vuelve de tierra, con una pista que en algunos tramos se transforma en un estrecho sendero en el que hay que sortear las raíces de los árboles.

Pero la dificultad técnica del trayecto es mínima. Solo en días de lluvia el barro puede ser un pequeño inconveniente. El recorrido es plano y no exige una gran forma física para pedalear, lo que lo hace también accesible a aficionados de cualquier edad. Y es que además el paisaje es tan cautivador que el esfuerzo se olvida, no solo por los campos de vides sino por las barcazas que navegan por el canal, los puertos fluviales o las impresionantes esclusas, cuyo cierre y apertura para dar paso a las embarcaciones es todo un espectáculo.

Sin pérdida

Otra de las ventajas de realizar en bicicleta el recorrido del canal es la buena señalización. Si bien en algunos lugares hay que cambiar de margen para poder continuar el trayecto hacia el mar, las indicaciones son bastante eficaces y hacen que sea muy fácil encontrar el camino correcto. Además, la ruta está cerrada al tráfico de vehículos, aunque en algunos tramos hay que atravesar alguna carretera.

El canal discurre por numerosos pueblos con distintas opciones de alojamiento, incluida una gran variedad de campings en los que se puede pernoctar a un precio económico. Es, en definitiva, un buen plan de vacaciones para estar en contacto con la naturaleza, pedalear y disfrutar del paisaje.




No hay comentarios

Añade el tuyo