CICLISMO

Cómo actuar si te roban la bicicleta

(17-11-2014). El secretario general de AMBE, Carlos Nuñez, expone un caso personal y recomienda cuáles son los pasos a seguir para poder recuperar la bicicleta sustraída con la mayor seguridad posible.

El caso es un caso real que nos acaba de ocurrir en primera persona. Este domingo nos robaron una bicicleta de la terraza de una casa. Os podréis imaginar el disgusto cuando comprobamos que alguien había saltado la valla de la terraza en pleno día – los hechos ocurrieron a las 15:48h- y había sustraído la bici.

En Madrid el lunes (9 de noviembre) fue fiesta, por lo que no se pudo hacer nada de nada. Pero el martes a primera hora, bajamos a hablar con el conserje de la finca para que revisáramos juntos las imágenes de las cámaras de seguridad del edificio. Tras un buen rato, pasando los videos, comprobamos cómo entraba una pareja desconocida, merodeaba, y tras varias entradas y salidas de la finca, salían tan campantes con la bici sustraída.

Lo primero que hicimos fue pedirle al conserje que solicitara autorización al Presidente de la comunidad para gravar las imágenes y con el video nos dirigimos a la comisaría de policía.

Guardar el número de serie

Aquí viene el primer consejo: guarda el número de serie de tu bicicleta en lugar seguro y conserva la factura de compra. En caso de encontrar tu bicicleta vas a tener que demostrar que es tuya y desde luego lo mejor es conocer el número de serie que la hace única e inconfundible y aportarlo en la correspondiente denuncia.

En nuestro caso, desgraciadamente no habíamos guardado dicho número de serie, que en todas las bicicletas se encuentra debajo del eje de pedalier. Pero afortunadamente, la mtb tenía una serie de características que sí la hacen única y podía reconocerla y demostrarlo.

Tras haber hecho la denuncia, comenzamos la búsqueda y llegamos al segundo de los consejos: intenta tu mismo localizar tu bici en las páginas webs de compraventa de material de segunda mano. Si le dejas esta tarea a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, para ellos será como buscar una aguja en un pajar, pero sin embargo tú seguro que eres capaz de identificar tu bici.

Personalizar la bici

Y aquí pasamos al tercero de los consejos: personaliza tu bici, hazla especial. En nuestro caso, tuvimos la suerte de incorporar una serie de componentes de cierta marca que hacían que la unidad fuera totalmente diferente a las demás. En la medida de lo posible, haz lo mismo, hazla diferente. De esta manera te será mucho más fácil reconocer en una foto en las webs tu bicicleta.

En cuanto la reconocimos, volvimos a comisaría. Ampliamos la denuncia, les dimos todos los datos de dónde se estaba vendiendo y la mañana siguiente, la policía nos pidió que fuéramos a comisaría. Y este es el último y uno de los más importantes consejos: no te la juegues tu sólo intentando recuperar tu bici, acude a la policía. Piensa que no sabes con qué tipo de gente te vas a encontrar.

Una vez en comisaría, nosotros mismos llamamos al vendedor de la bici, quedamos con él para verla y comprarla. Nos acompañaron 5 miembros de la policía y pese a los nervios lógicos de este tipo de situaciones, todo fue “coser y cantar”.

Apareció el vendedor, una policía se hacía pasar por mi mujer, mientras los otros 4 estaban por la zona. Revisé la bicicleta. El vendedor hacía su labor comercial, explicándome de manera penosa, ¡las características de MI bici! Reconocí sin lugar a dudas lo que era de mi propiedad y sin que le diera tiempo a reaccionar… estaba rodeado por los 4 policías.

Bici recuperada y vendedor detenido

Parece ser que el detenido que intentaba venderme mi bici no fue quien la sustrajo. Declaraba que se la había comprado el día antes a otra persona. Espero que la policía siga investigando porque efectivamente el vendedor, no se parecía a la persona que se veía en las imágenes de las cámaras de seguridad.

Y aquí viene un consejo general, no sólo para los que tengan que pasar por este episodio sino también para aquellos que compren bicicletas: comprar artículos robados en un delito de receptación, por tanto si compras pide la factura, y en todo caso conserva la factura de compra de tu bici, porque… ¿a que sí conservas los papeles de tu coche?

En fin, espero que estos consejos te sirvan para proteger tu bicicleta y si eres parte del negocio del ciclismo hagas estas recomendaciones a tus clientes. A ver si entre todos acabamos con la lacra de los robos de bicis.


No hay comentarios

Añade el tuyo