ESENCI@L

Las cifras son sin embargo superiores en algunos mercados europeos

Las e-bikes alcanzan el 5% del volumen de negocio de BH en España

Modelo de la gama Easy Motion eBikes de BH.

(15-5-2014). Iñigo Zarrabeitia, director nacional de Ventas de BH Bikes, precisa que las bicis eléctricas representan a día de hoy el 5% del volumen de negocio total en España. Sin embargo en países como Francia y el norte de Europa estas cifras alcanzan el 10%. Según destaca, las tiendas tradicionales muestran cada vez menos “recelo” a esta categoría porque “los problemas actuales de postventa no son más que los de una bici normal”.

BH empezó a trabajar la bici eléctrica en el año 2008 con dos modelos y en la actualidad su catálogo comprende casi 40. Zarrabeitia habla asimismo de una evolución en las tipologías de e-bikes: “Las ventas empezaron con modelos de bici urbana pero cada vez más crece el concepto deportivo ya que la limitación de una forma física para hacer diferentes recorridos o ascender a ciertas cumbres disminuye gracias a la asistencia de la bici”, asegura.

Por otra parte, percibe que algunas tiendas de ciclismo tradicionales sienten aún “cierto recelo” hacia la bici eléctrica, si bien “está desapareciendo progresivamente ya que el producto que se vende actualmente no tiene más problemas de postventa que una bici normal y estos ya los pueden resolver en las propias tiendas gracias a las diferentes formaciones y herramientas técnicas que hemos desarrollado. El problema es más de espacio físico de las tiendas medias donde apuestan más por producto de rotación en contra muchas veces de la bici eléctrica y la bici urbana en general”.

Ante el progresivo aumento de la oferta de eléctricas por parte de los proveedores de ciclismo, comenta que “la demanda crece y la oferta también”, pero puntualiza que “la experiencia nos dice que las tiendas solamente apuestan por marcas que, además de un producto, les ofrezcan un servicio integral y una gama amplia con productos fiables y con las últimas tecnologías, por lo que estamos tranquilos y a medida que el mercado madure tendremos cuotas cada vez mayores”.

Frenos a las e-bikes
Para Zarrabeitia, existen algunos factores que dificultan el desarrollo de la bici urbana en nuestro país. En primer lugar, señala que “al igual que el resto de la bici urbana tenemos un problema de falta de infraestructuras, con pocos Km de carril bici y en muchos sitios donde existen son más para ocio de fin de semana que de conexión  de los diferentes puntos de las ciudades”. Asimismo resalta que, por cultura ciclista, también vamos más lentos que el resto de Europa aunque “esto está cambiando”.

Efecto del Plan PIMA
En cuanto a las ayudas del Plan PIMA, que subvencionan con 200 euros la compra de cada bici eléctrica, valora que en una primera fase fue “un fiasco” por los problemas de acceso a la plataforma que se generaron y, sobre todo, por la falta de fondos, pero destaca que en esta última fase “está ayudando a vender y las cifras así lo evidencian”.


No hay comentarios

Añade el tuyo