ESENCI@L

Los detallistas piden a los nuevos Ayuntamientos más esfuerzos

Tiendas de Madrid y Barcelona reclaman “más valor” en pro de la bici urbana

bici madrid

Ciciclistas en la Castellana, en Madrid. (foto: enbicipormadrid.es)

(15-12-2016). Desde las últimas elecciones municipales los ayuntamientos de Madrid y Barcelona comparten gobiernos de signo político similar. Tiendas de ambas ciudades valoran las políticas municipales a favor de la bicicleta: aunque confían en los nuevos ejecutivos, piden más contundencia en las medidas.

En líneas generales, las tiendas de Madrid y Barcelona consultadas coinciden en que los nuevos ejecutivos municipales parecen ser más sensibles hacia la bicicleta que otros grupos políticos. Señalan que incluso algunos de sus miembros son –y ya eran antes de llegar al poder- ciclistas activos que, por lo tanto, saben de qué va el tema a la hora de moverse en bici por la urbe.

La situación y el desarrollo de la bicicleta urbana en Madrid y Barcelona se encuentra en momentos diferentes, pero las preocupaciones y reivindicaciones de los detallistas de una y otra son en muchos casos similares.

Más desarrollo del carril bici en Barcelona que en Madrid

El desarrollo de más kilómetros de carril bici es una de las prioridades de sendos ayuntamientos. En Madrid, tal como explica Alejo Bastos, propietario de Biobike, el gobierno municipal ha propiciado encuentros con los distintos agentes sociales para poner en marcha el Plan Director de Movilidad Ciclista, que pretende recoger las necesidades y soluciones de la bicicleta urbana, desde el carril bici a la creación de Zonas 30. La idea del Ayuntamiento es aprobar este plan en primavera de 2017. Bastos señala que se trata de “un primer paso importante” y detecta una “buena predisposición” a nivel local para impulsar la bicicleta.

Las necesidades más urgentes pasan por un carril bici continuo

Pero, hasta la fecha, las tiendas de Madrid no perciben avances tangibles en infraestructuras. “La verdad es que no hemos notado mejoras desde la llegada al poder del nuevo ejecutivo municipal. Las necesidades más urgentes pasan por un carril bici continuo”, reclama Laura Sánchez, propietaria de Sanferbike.

En Barcelona, sin embargo, donde el desarrollo del carril bici ya estaba más avanzado, las tiendas van constatando progresos de la red. Óscar Alcaraz, propietario del Brompton Junction Store de Barcelona, comenta que “la nueva alcaldesa está realizando un gran desarrollo del carril bici y la idea es añadir 200 kilómetros a los más de 100 que ya existen. Además, el Ayuntamiento ha implementado una campaña publicitaria por toda la ciudad para fomentar el uso de la bicicleta. Tengo muchas críticas hacia el ayuntamiento, pero en este tema me siento esperanzado”.

Más “convicción” y más “valor”

Pero el carril bici no lo es todo y son varios los detallistas que piden a los gobiernos municipales barcelonés y madrileño que den un paso más y que apuesten de manera firme por la bicicleta. Miquel Santalices, propietario de Espai Bici, en Barcelona, cree que el nuevo gobierno “tiene una gran convicción y es más sensible a la bicicleta que otros ejecutivos, pero me temo que tiene las manos atadas porque no dispone de la mayoría suficiente y depende de otros grupos políticos para sacar adelante sus propuestas”.

El nuevo gobierno de Barcelona tiene una gran convicción, pero tiene las manos atadas porque no dispone de la mayoría suficiente

El minorista critica que las inversiones municipales se circunscriben al carril bici y al Bicing y, según lamenta, “estamos perdiendo ritmo”. En su opinión, las medidas necesarias a favor del uso de la bici en las ciudades, como la pacificación del tráfico o la creación de zonas semafóricas, siempre generarán descontento entre una parte de la población durante el periodo de transición, por lo que pide a los políticos “más convicción y valentía” para hacer una apuesta decidida por la bicicleta.

En la misma línea, Jesús García, propietario de la cadena madrileña de tiendas Mammoth, también propone medidas como el cierre del centro de Madrid al tráfico a motor. “Es complicado cambiar los hábitos de una sociedad acostumbrada al coche, pero hay que tomar estas medidas con decisión. Necesitamos un cambio cultural y tal vez nos lo tengan que imponer un poco los políticos”, sostiene.

García recuerda que la ex alcaldesa de Madrid Ana Botella ya pensó en cerrar el centro de la ciudad a los vehículos a motor, pero después, por distintas presiones, se echó atrás. El detallista pone como ejemplo estos días del pasado puente, en el que varias calles del centro madrileño se cerraron a la circulación de coches. “Los comercios, que temían por sus ventas, se han beneficiado de unas calles más repletas que nunca”, asegura.

Madrid está aún muy lejos de lo que se espera de una capital europea

Aprovechar su mandato

Las tiendas de Madrid y Barcelona confían en que sus ayuntamientos aprovechen sus cuatro años de gobierno para fomentar el uso de la bici urbana. Jesús García comenta al respecto que “quiero pensar que un ejecutivo del signo que hay actualmente en Madrid va a hacer más por la bicicleta que otros”, mientras que Alejo Bastos también tiene sus esperanzas puestas en el nuevo Plan Director de la Bicicleta porque Madrid “está aún muy lejos de lo que se espera de una capital europea”.

Por su parte, Miquel Santalices augura que la bicicleta crecerá en los próximos años y, si no hay políticas claras y serias, los conflictos entre coches, bicis y peatones irán a más. Pero dice tener confianza en el nuevo gobierno y recuerda que “está claro que los ciudadanos de Madrid y Barcelona pidieron un cambio en las urnas y estos ayuntamientos deberían aprovechar al máximo estos cuatro años para sacar adelante sus propuestas porque, tal vez, en las próximas elecciones ya no saldrán elegidos”.


No hay comentarios

Añade el tuyo