ESENCI@L

El grupo crece un 5% en 2017 y prepara nuevas aperturas de sus clubes Okmas

Deporocio lamenta que “no hay unidad ni liderazgo” para lograr la rebaja del IVA

Carlos Alcalde

El CEO del grupo Deporocio, Carlos Alcalde, defiende que durante el año pasado fueron una de las cadenas de gimnasios españolas con mayor crecimiento, "solo superados por la apertura de boutiques".

(8-1-2018). El CEO del grupo andaluz, Carlos Alcalde, considera que existen “razones de peso, demostradas y compartidas” como para que el sector hubiera conseguido el cambio.

El 1 de septiembre de 2012 el IVA de los servicios prestados a personas que practicaban deporte subió del 8% al 21%. Desde entonces se han sucedido infinidad de quejas, movimientos e reivindicaciones en el sector español de instalaciones deportivas y ninguna ha cosechado resultado. El tipo impositivo se mantiene invariable. El CEO del Grupo Deporocio, Carlos Alcalde, considera que después de tantos años no se ha logrado la rebaja de la tasa por falta de unidad y liderazgo en el parque de gimnasios.

La argumentación del ejecutivo del grupo andaluz no admite dudas: “Si todavía el sector que proporciona salud y bienestar a la población y que permite un ajuste de las cuentas públicas en quizás su mayor partida de gastos, la sanidad, y que mejora la esperanza de vida asegurando que la etapa productiva pueda llegar con más seguridad a los avisados 67 años, sigue penalizado con un 21% de IVA, es por que no somos buenos. Creo que son razones de peso, demostradas y compartidas, como para que nuestro sector hubiera conseguido el cambio. No hay unidad ni liderazgo para esta gestión, y sin ella nuestra lucha será poco fructífera”.

Cabe recordar que el pasado mes de octubre La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (Fneid) expresó en un comunicado de nuevo su enojo e incomprensión ante la falta de reconocimiento del sector del fitness entre las actividades acogidas a la reducción del IVA. Además, según informó ElCondifencial hace una semana, la propia patronal parece que ha dado un paso más solicitando recientemente al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que aproveche los Presupuestos de 2018 para revertir la subida de 2012 y vuelva a situar al sector en el tipo reducido.

LA FACTURACIÓN SIGUE CRECIENDO

Por otro lado, Deporocio sigue abonado al número cinco. Si en 2016 aumentó su facturación un 5% (superando los 10 millones de euros ingresados en 2015) y cerró cinco nuevas aperturas de gimnasios, en el 2017 ha mantenido una tónica idéntica. Así, la compañía ha rubricado un nuevo crecimiento del 5% situando su facturación alrededor de los 12 millones y ha incorporado cinco nuevos clubes a su flota de instalaciones para llegar a la cifra de 21, con los que suman 36.000 abonados.

Carlos Alcalde defiende que durante el año pasado fueron una de las cadenas de mayor crecimiento, “solo superados por la apertura de boutiques”. En este sentido, el ejecutivo añade que la estrategia de la compañía continuará siendo la de crecer más.

Ahora bien, Alcalde también precisa que este crecimiento deber ir acompañado de la rentabilidad y está máxima estará presente en todas las operaciones que firme la enseña. En esta línea, Deporocio ya tiene varias localizaciones cerradas o a punto de cerrar para este 2018. Sobre esta cuestión, Alcalde se muestra muy prudente pero sí que explica que la expansión se cimentará a través del modelo Okmas Fitness Club con el que ya tienen 14 gimnasios con más de 18.000 socios. Se trata de una apuesta por crear espacios urbanos de fácil acceso, en los que la característica principal es que el socio puede contratar individualmente los servicios que necesite.

Estas instalaciones llevan consigo el modelo de franquicia, además de los propios del grupo Deporocio. Cabe recordar que la empresa puso en marcha el año pasado el citado régimen de franquicia con una propuesta que exige un canon de entrada de 17.000 euros y una inversión inicial mínima que oscila entre los 240.000 euros y los 500.000 euros, en función del local y el acondicionamiento necesario. A cambio, la compañía cobra un royalty de entre el 2% y el 6,5% de la facturación.

WIEMSPRO YA LLEGA A 30 PAÍSES

Cinco son también las líneas de negocio de la empresa que operan a través de las marcas Okmas, Ociosur, Depilafit, Combinafit y Okmas Salud, además de la dirección general de la start-up dedicada a la electro estimulación inalámbrica o sin cables, Wiemspro. Precisamente, con esta última marca han firmado una proyección internacional “espectacular” en 2017, llegando actualmente a más de 30 países. Hace tan sólo un año este enseña estaba posicionada en 11 países.


No hay comentarios

Añade el tuyo