ESENCI@L

Su CEO propone un estudio sobre los efectos del auge del IVA

La cadena de gimnasios Demmero crece un 15% en 2017 y factura 3,3 millones

"No se entiende la penalización fiscal aplicada sobre la práctica del ejercicio físico"

suma fitness demmero

El CEO del grupo de gimnasios Demmero, Jesús Ferrer, expone que el principal reto para 2018 es consolidar la marca Suma Fitness Club.

(11-1-2018). El grupo valenciano ha mejorado sus resultados gracias a la incursión en la vía privada con la marca Suma Fitness Club. También están analizando opciones para ampliar su negocio en Madrid.

El grupo valenciano Demmero va ganando músculo poco a poco. En 2017 facturó un 15% más que en 2016 llegando a los 3,3 millones de euros gracias principalmente a la incursión en la vía privada con la apertura del centro Suma Fitness Club Rafalafena de Castellón. El CEO de la cadena de gimnasios, Jesús Ferrer, expone que seguirán apostando por su modelo matriz de concesión administrativa pero que estarán atentos a nuevas oportunidades. En este sentido, están explorando opciones para salir de la comunidad valenciana para ampliar su negocio a Madrid. Por el momento, Demmero reforzará su presencia en Valencia con su tercera instalación en régimen de concesión y cuarta total del grupo. Se trata del complejo Piscina Valencia. La previsión es que sea una realidad el primer trimestre de 2019.

¿Cuál ha sido la evolución del Grupo Demmero en 2017?

La evolución ha sido muy similar al año anterior, si bien, hemos visto incrementada la facturación del grupo por la nueva apertura realizada en la ciudad de Castellón el 1 de septiembre del 2017.

¿A nivel de facturación, está creciendo respecto al 2016?

Sí. Hemos tenido un crecimiento del 15 % sobre la cifra total. El año 2017 lo cerraremos con una facturación de 3.350.000 euros.

Actualmente Demmero dispone de tres centros en la comunidad valenciana, dos de concesión administrativa (Patacona y Alfafar) y uno privado que han inaugurado en 2017 (Suma Fitness Club Rafalafena en Castellón). ¿Por qué la incursión en la vía privada?

Era muy complicado conseguir encajar un proyecto de colaboración público-privado y, a su vez, las condiciones en las que se está concursando a nivel público, con inversiones elevadas, cánones altos y muchos condicionantes (porque existe una gran y buena competencia) te hacer abrir la mente a escuchar otras oportunidades e intentar descubrir nuevas posibilidades en las que antes ni tan siquiera hubieras pensado.

¿Qué acogida está teniendo este nuevo centro?

La verdad es que estamos muy contentos con la evolución y la gran acogida que está teniendo. Desde el primer momento, gracias a la preventa y a la expectación generada por redes sociales y resto de medios de comunicación de ámbito local, tuvimos una muy buena respuesta. A su vez, este centro lo iniciamos con una nueva imagen de marca Suma Fitness Club, con la idea de replicarla en el resto de centros si quedábamos convencidos, como así ha sido.

¿Se expandirá la marca Suma Fitness Club más allá de Valencia?

Nuestra idea inicial es atender las oportunidades que puedan surgir dentro de la Comunidad Valenciana.

También analizamos operaciones fuera, principalmente aquellas que están mejor comunicadas y con mejores oportunidades, por ejemplo, Madrid.

¿Cuantos abonados, empleados y superficie suman con estos tres centros?

En la actualidad, contamos con 17.000 usuarios, 100 empleados y una superficie de 15.000 m2 en metros construidos dedicados al fitness.

En 2016 el Ayuntamiento de Valencia adjudicó al grupo Demmero la reforma y explotación de la zona deportiva del complejo Piscina Valencia por unos 10 millones de euros. Cuando se pondrá en funcionamiento esta instalación y qué servicios va a incorporar?

Nuestra intención es ponerla en marcha el primer trimestre de 2019, y el programa de servicios va a ser muy amplio, el de una gran instalación deportiva, con dos vasos de piscina, nado y enseñanza, zona de wellness, salas de actividades dirigidas y, una gran sala de fitness y peso libre.

¿Cuál es el gran reto del grupo para este 2018?

El principal reto es consolidar la marca Suma Fitness Club, tanto a nivel de imagen como a nivel de filosofía y, que toda la gente que formamos este grupo la entendamos igual.

Y desde el esfuerzo, el buen hacer y pensando siempre en la mejora sin olvidar el trabajo rutinario ser una empresa de la que todos nos sintamos orgullosos. A su vez, todo el tema de la digitalización de los centros, ver la mejor opción y cuáles son las necesidades de nuestros clientes.

¿Cuáles son los puntos fuertes y débiles del parque español de gimnasios?

Veo como puntos fuertes que cada vez hay más gente concienciada en los incuestionables beneficios de realizar ejercicio físico y llevar unos hábitos de vida saludables.

Cada vez el sector está más profesionalizado, con compañías que lo están haciendo muy bien, con un gran modelo de empresa, aunque todavía hay mucho que mejorar por parte de todos.

En cuanto a puntos débiles, es un tanto incomprensible la penalización fiscal que se está llevando a cabo sobre la práctica del ejercicio físico. En septiembre del 2012 nos subieron el IVA del 8% al 21% actual, más de 13 puntos porcentuales que desde luego no benefician en nada a la práctica deportiva. Por otra parte, se están generando modelos de negocio entorno al deporte a una velocidad mucho mayor que la demanda que existe realmente y que además, en muchos casos son de relativa viabilidad.

Precisamente el presidente de la Fundación Activa afirmó hace poco que ya ha llegado el momento de volver a reducir el IVA de los gimnasios. ¿Es el momento de volver a poner la cuestión sobre la mesa?; ¿hay opciones políticas de volver a considerar este tema o ya es una causa perdida?

Desconozco si es mejor o peor momento, lo que sí que entiendo es que no hay que desistir del intento.

No tiene sentido, ni entiendo, ni comparto que se estén primando fiscalmente otro tipo de actividades que no promuevan unos beneficios y unos valores como los que conlleva la práctica del ejercicio físico.

A su vez, sería necesario realizar un estudio exhaustivo de cuáles han sido las consecuencias reales de la subida del IVA, los pros y los contras.

Durante 2017 materializaron algunas absorciones como las protagonizadas por BeOne con Aquafit o Holmes Fitness con Virgin Active, a las que se sumó la entrada de capital riesgo al mercado con la compra de Supera y la operación aún por culminarse protagonizada por Altafit. ¿Volverá a entrar algún fondo de capital riesgo en el grupo Demmero como ya sucedió en sus inicios?

En estos momentos, no tenemos ninguna intención de que ello ocurra, si bien, el mercado se está concentrando y en el camino de la evolución y el crecimiento se pueden cruzar operaciones interesantes con fondos de capital riesgo o sin ellos.


No hay comentarios

Añade el tuyo