ESENCI@L

Durante el III Congreso Nacional Personal Trainer

Los entrenadores personales piden la regulación de su figura

III Congreso Nacional Personal Trainer entrenadores personales

Más de 200 entrenadores personales asistieron a la tercera edición del congreso, celebrada en Madrid.

(19-6-2017). El III Congreso Nacional Personal Trainer sirvió para poner en relieve las preocupaciones de los entrenadores personales, así como las tendencias que marcan su profesión.

Manel Valcarce Valgo

Manel Valcarce, CEO de Valgo.

El colectivo de los entrenadores personales es de los más grandes en el sector del fitness. No en vano, casi todos los gimnasios disponen de esta figura y cuanto más ‘premium’, en mayor número.

200 de ellos se reunieron en Madrid durante el III Congreso Nacional Personal Trainer organizado por Sectorfitness European Academy, que sirvió para debatir sobre el presente y el futuro de la profesión en cuatro bloques: tecnología, salud, entrenamiento y gestión.

Uno de los temas más comentados durante las distintas intervenciones y en la mesa redonda final fue la importancia de la profesionalización del entrenador personal. “Piden que se les reconozca dentro del mercado y se vele por su trabajo”, explica el CEO de Valgo, Manel Valcarce.

En concreto, Valcarce detalla que la profesionalización de los entrenadores personales debe benir por dos lados: “la formación, cualificada y especializada; y la fiscalidad, para estar en regla en la oferta de servicios, los precios y los pagos de impuestos”.

En este sentido, creen que tanto desde el sector empresarial como desde el de los colegios profesionales, “deberían crear una figura que sea reconocida como parte del tejido empresarial”, relata el CEO de Valgo a modo de resumen de las charlas.

El problema con el que se encuentran actualmente es que hay muchos casos en que el entrenamiento personal “se ofrece por libre o de manera pirata, sin una formación adecuada e incluso libres de impuestos o cargas, de manera que se convierte en competencia desleal”, expusieron en el III Congreso Nacional Personal Trainer. Dichas personas ya han sido bautizadas por gente del sector como ‘los manteros del fitness’.

Ante esta situación, sin embargo, “a los entrenadores personales no les preocupa el tíquet medio (unos 30 euros), sino la necesidad de poner en valor la presetación de servicio y no desvirtuarla con servicios ‘alegales’”, asegura Manel Valcarce. Sí que se plantean, pero, “si podrían poner precios más altos en caso de que se acabara con esta competencia desleal”.

Líderes en tendencias

Los entrenadores personales suelen ser apasionados del ejercicio físico y dicha pasión les lleva a ser los primeros en probar las novedades del sector del fitness y a ser pioneros en tendencias, en todo aquello que les pueda ayudar a conseguir sus objetivos de una manera más rápida y mejor.

Es por este motivo “que la tecnología se ha visto siempre como una herramienta que puede ayudar al desarrollo y desempeño del servicio y no como un competidor”, afirma el CEO de Valgo, quien especifica que “lo más usado son las apps y wearables que permiten hacer el seguimiento del usuario”.

Interacción con otros sectores

La presidenta de Indescat, Anna Pruna, dijo hace unos días que “el sector deportivo ha sido siempre muy endogámico y debe abrirse a otros sectores como el de la tecnología o la salud”. En esta línea se mueven también los entrenadores personales. En cuanto a las herramientas de seguimiento, por ejemplo, en el Congreso se habló mucho de usarlas para cualquier tema de salud.

“El entrenamiento personal tiene una capacidad de servicio much más amplia que no se limita al tratamiento individual de un objetivo concreto, sino a intervenir en la sociedad y la salud de las personas con la prevención y tratamiento de molestias o patologías”, detalla Manel Valcarce como “una de las grandes conclusiones del evento. “Para ello es necesaria la interacción y colaboración entre fisioterapeutas, médicos y entrenadores personales”, prosigue el experto.

Dos vías de futuro

Según el CEO de Valgo, se puede extraer como conclusión final que el futuro del entrenamiento personal tendrá dos vertientes: “por un lado la sociosanitaria, con el entrenador personal integrado en un equipo multidisciplinar o formando parte del sistema de salud; y por otro, en el ámbito socializador, más tradicional, en el que el entrenador personal es la persona que se encarga de la diversión en la práctica de ejercicio físico, una meta hacia la que se dirigen especialmente los centros boutique”.

Manel Valcarce quiso cerrar su valoración sobre el evento agradeciendo  “la labor de los patrocinadores Aerobic & Fitness, Epte, Wiemspro y myBeweeg, por su apoyo para que este evento salga adelante, además de agradecer la colaboración de LowPressure, Nutrisport y Sano”.


No hay comentarios

Añade el tuyo