ESENCI@L

La cadena de centros boutique inicia su expansión

Orangetheory Fitness España abrirá entre tres y cinco gimnasios este 2018

orangetheoryespaña

El segundo gimnasio de Orangetheory España abrirá sus puertas en Madrid (Avenida Brasil) en febrero de este 2018. Le seguirán al menos dos más este primer semestre del año.

(10-1-2017). Orangetheory Fitness pisa el acelerador e inicia este 2018 su plan de expansión en España que le debe llevar a abrir entre tres y cinco gimnasio este año y “un mínimo” de cinco más en 2019.

La exitosa franquicia estadounidense de fitness boutique, que cuenta con más de 500 gimnasios repartidos por diferentes países, ha escogido este 2018 para iniciar su expansión en el mercado español.

Tras cumplirse ocho meses de la apertura de su primer centro Orangetheory Fitness en La Moraleja, en Madrid, la cadena confirma sus próximos movimientos expansivos que contemplan la apertura durante este 2018 de entre tres y cinco centros propios, a los que se sumarían en el próximo 2019 “un mínimo” de cinco gimnasios más, según ha confirmado el consejero delegado de la empresa en España, Carlos Ferrán.

El objetivo que persigue la compañía naranja es plantarse a inicios de 2020 con una decena de gimnasios en funcionamiento en España, entre los que se encontrarían establecimientos de titularidad y gestión propia, y también en régimen de franquicia. Una modalidad de negocio que Ferrán confirma que la compañía está estudiando, teniendo “varias propuestas sobre la mesa”, pero que no se llevarán a cabo hasta que “no consolidemos más centros propios”.

El objetivo que persigue la compañía naranja es plantarse a inicios de 2020 con una decena de gimnasios en funcionamiento en España y sumar 20 estudios en diez años

El segundo gimnasio en Madrid, para febrero

Y para consolidarlos, primero hay que ponerlos en funcionamiento. Está previsto que el segundo gimnasio español de Orangetheory Fitness abra sus puertas a finales del próximo mes de febrero o inicios del mes de marzo “como máximo”, apunta Carlos Ferrán. Ubicado en el número 5 de la Avenida Brasil de Madrid, el centro abrió la preventa la pasada semana, obteniendo una acogida “muy positiva y superior a la del primer gimnasio”, según valora Ferrán.

Este nuevo gimnasio cuenta con una superficie de 330 m2 y se sitúa en un núcleo residencial y empresarial cerca de la Castellana que, para el consejero delegado de la marca en España, ofrece “grandes oportunidades al proyecto”.

Barcelona, Palma, Sevilla y Bilbao

Tras esta apertura, Orangetheory Fitness tiene en mente abrir al menos dos gimnasios más durante el primer semestre de este 2018, siendo las localizaciones de Majadahonda (Madrid) y Barcelona capital, las más avanzadas.

A estas plazas se le sumarían en un futuro próximo Palma de Mallorca, Sevilla y Bilbao. El objetivo a medio plazo es abrir 20 estudios en diez años, con una media de 700 clientes por gimnasio. Una meta de la que dependerá mucho la disponibilidad de locales, como admite Ferrán, quien señala que “desde que se firma el contrato hasta que se abre el gimnasio no pasan más de cuatro meses, pero lo más costoso es encontrar instalaciones adecuadas”.

Aceptación del pago por uso

Carlos Ferrán asegura que desde la central estadounidense se ve el mercado español, con permiso de Inglaterra, como “un mercado muy interesante y la puerta de entrada del modelo en Europa”. Ferrán explica que Orangetheory Fitness está cerrando acuerdos para introducirse en Alemania, Países Nórdicos, Italia, Francia o Polonia, y los gimnasios españoles “serán una de las referencias para la expansión por el continente”.

Cree que el pasado 2017 fue “un buen año” para el modelo boutique en España y pronostica un aún mejor 2018. “La población cada vez tiene más interiorizado el concepto de pago por uso. Ya no es necesario explicar tanto los detalles y ya parece más natural y menos novedoso para los clientes”, valora Ferrán, a pesar de que, lejos del segmento boutique, la modalidad de pago por uso está obteniendo una escasa penetración en el parque español de gimnasios, como señaló a Cmdsport la consultora MªÁngeles de Santiago.

El pago por uso ya no se ve ni novedoso ni complicado para los clientes

Ferrán también confía en que el modelo que propone la franquicia norteamericana tenga cada vez mejor aceptación en España, escudándose en que “tenemos una tasa de retención muy alta y la mayoría de nuevos clientes vienen recomendados por usuarios actuales del gimnasio, lo cual es muy positivo”. La receta del éxito, “como el resto de boutiques, la cercanía con el cliente que permite adaptar el servicio a lo que demanda en todo momento”, concluye uno de los principales responsables de la marca en España.


No hay comentarios

Añade el tuyo