ESENCI@L

Una veterana pollería de Barcelona idea un sistema de vending específico para centros deportivos

Productos frescos del mercado, en el vestíbulo del gimnasio

Josep Ribas, junto a su equipo en la parada que dispone en el mercado de Sant Gervasi de Barcelona.

(26-8-2013). Hace más de 80 años que la pollería La Moreneta cuenta con una parada en el barcelonés mercado de Sant Gervasi, donde oferta productos avícolas naturales y ecológicos. Un surtido que ahora quiere ofrecer a los usuarios de centros deportivos y gimnasios a través de máquinas expendedoras, como nos explica el impulsor de la iniciativa Josep Ribas, quien se muestra convencido de haber encontrado “un nicho de mercado con potencial”.

Para el responsable de la pollería, Josep Ribas, “en la actualidad existe una creciente preocupación en la sociedad por el origen y la composición de los alimentos que consumimos y la muestra es que la venta de alimentos ecológicos se incrementa anualmente en un 5%”. En definitiva, continúa, “estamos rodeados de productos totalmente adulterados y poco naturales, mientras crece la demanda de lo ecológico y natural”.

Bajo esta premisa, Ribas ha decidido impulsar un servicio de vending para centros deportivos y gimnasios en el que se pueda ofrecer, a través de máquinas expendedoras, productos avícolas naturales dirigidos a deportistas. “Es natural que quien quiera cuidar su cuerpo, se interese también por llevar una dieta más sana. Es para este perfil de consumidores que queremos ofrecer una selección de nuestros productos avícolas que más se adecuan a sus necesidades, como puede ser carne de ave con el mínimo nivel de grasa posible y productos altos en proteínas”, explica.

La idea inicial es “ofrecer los productos de calidad que se pueden encontrar en nuestra parada del mercado, en un formato de supermercado, disponible todas las horas en las que el centro deportivo permanezca abierto”, añade. Y es que, además de la oferta natural y ecológica, otro punto fuerte de la iniciativa de la pollería La Moreneta, como afirma Ribas, es el hecho de “dar a los usuarios de gimnasios que no disponen de tiempo para ir a comprar al supermercado o al mercado, una solución saludable, fresca, que pueden recoger en el mismo centro donde se ejercitan y al mismo precio que en la parada del mercado”.

Para ello, la pollería asegura un servicio de reposición diaria, inicialmente en un radio de 30 km desde Barcelona, con producto “fresco, muy natural y ecológico, incluyendo alguna ‘delicatessen’ y especialidades de la casa”.

En una fase inicial, las máquinas sólo ofrecerían producto avícola fresco, aunque no descartan en un futuro incluir frutas y verduras e incluso platos preparados, “si existe demanda”.

Por el momento, la pollería ofrece un servicio de entrega a la carta a la cafetería del gimnasio O2 Centro Wellness Pedralbes, aunque se encuentra en conversaciones con varios gimnasios de Barcelona para incluir las máquinas expendedoras, según ha asegurado Ribas, quien afirma estar obteniendo una “respuesta positiva” por parte de los gestores de gimnasios, que ven la iniciativa “novedosa y curiosa”. Tampoco descarta, en un futuro, expandir el negocio a otras zonas de la península.

Más información: josepribas1969@hotmail.com


No hay comentarios

Añade el tuyo