ESENCI@L

La formación, “fundamental” para la adaptación a los nuevos retos y tendencias

Toni Brocal (Eshi): “El fitness debe adecuarse a las nuevas reglas de juego”

toni-brocal-eshi

Toni Brocal se encuentra actualmente inmerso en el proyecto nacido en 2017, el European Sports Health Institute (ESHI).

(7-2-2018). El fundador de la escuela Eshi, Toni Brocal, define los retos que a su parecer va a tener que enfrentar el sector del fitness durante este 2018, al tiempo que defiende una formación de calidad como factor clave para adaptarse a los nuevos tiempos.

El sector deberá jugar este 2018 con unas nuevas reglas de juego. O así lo ve el presidente de Adecaf y experto en formación especializada en el sector del fitness, Toni Brocal. Actualmente al frente del proyecto Eshi, opina que los cambios en los gustos de los consumidores están generando un nuevo escenario con unos “nuevos retos” a los que el sector debe hacer frente. Algunos de ellos en un plazo medio, pero otros de forma inminente.

Retos presentes y futuros

Entre estos retos, Brocal menciona aspectos que ya “han cambiado” y que vaticina que “aún cambiarán más”, como son “el lugar en el que se desarrollan las actividades físicas, la calidad de los técnicos y entrenadores, la obtención de resultados reales y rápidos, o la atención global que el cliente quiere percibir más allá del propio centro deportivo”. A lo que suma como uno de los retos más acuciantes, “la gestión y retención del talento en las empresas”.

A ello, se añaden retos ya conocidos como el entrenamiento tecnológico, que Brocal afirma que ganará importancia en este 2018. Así como “el acompañamiento de la tecnología en la gestión de la información de todo lo que pasa para poder revertirlo de nuevo en el abonado/cliente. También es posible que se den cambios en el sistema actual de cobro y en los tipos de cuotas”, señala en actitud predictiva.

El cómo y el dónde

Pero los centros deportivos no solo deben enfrentar estos retos. Hay otras tendencias que también demandan atención, según el fundador de Eshi, que destaca: “Los entrenamientos que proporcionan experiencias memorables a los usuarios, las actividades que puedan realizarse en grupos controlados con atención personalizada, las actividades que configuren comunidades y las actividades divertidas pero seguras en las que el usuario se sienta parte dentro de su nivel, siendo lo máximo de inclusivas posible”.

La actividad va a ser importante pero aún lo será más el cómo se imparte y dónde

Un tipo de servicios que Brocal considera que ya se están ofreciendo en el sector por parte de algunas instalaciones y profesionales “que consiguen todo esto desde clases en grupos reducidos de alta intensidad y materiales novedosos, grupos de running y trail running o ORC, ciclismo, entre otros”, comenta, añadiendo que “la actividad va a ser importante pero aún lo será más el cómo se imparte y dónde”.

Formación, clave de la evolución

Este escenario dibujado por Toni Brocal está llevando a las instalaciones deportivas a “diseñar nuevos espacios y transformar espacios existentes con nuevos diseños que hasta ahora no existían”. Pero también a planificar “nuevos planes de formación continuada de los equipos de trabajo” que, remarca, deben estar “debidamente actualizados”.

En este sentido, asegura que la formación es “fundamental” en todo el proceso de adaptación a las nuevas demandas de los consumidores. Pero no sirve una enseñanza cualquiera. “La formación e información debe ser de primera calidad, actualizada y que acompañe al profesional de forma permanente”, defiende.

“Ya no se trata de impartir una formación diseñada a medida para una empresa, marcharse y ya está”. Sino que “es necesario acompañar al gestor o profesional en todo momento”. “De mismo modo”, continúa explicando, “la formación debe respetar el entorno legal actual y tiene que ser absolutamente aplicable. Todos queremos resultados medibles y en el caso de la formación, el alumno debe poder crecer y alcanzar un nivel más alto de competencia una vez pasada esa formación”.

Una formación realista

Sobre la manera de impartir esta formación, el impulsor de Eshi apunta que uno de los puntos más complicados es “homogeneizar el nivel de los asistentes y las agendas de los equipos para su asistencia, lo que obliga a ofrecer opciones de formación muy flexibles”. Pero sobre todo, esta formación “debe ser trabajada y pactada entre la escuela de formación y la empresa para que los contenidos se ajusten a los objetivos de forma más realista”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo