ESENCI@L

La marca planea usar su ‘destacado posicionamiento’ en el mercado del rugby

Canterbury se propone crecer en pádel

Paul Nicholson, máximo responsable de Canterbury España.

(18-2-2013). La marca de origen neozelandés y distribuida en España por la empresa Xpandus España, se ha propuesto como principal objetivo para este 2013 “mantener los resultados obtenidos en 2012”, afianzando su apuesta por el rugby, el pádel y el golf, “siempre que se pueda, de la mano de las tiendas”, tal y como explica el máximo responsable de la marca en España, Paul Nicholson.

Hace seis años que Canterbury aterrizó en el mercado español y lo hizo focalizando sus esfuerzos en un deporte minoritario pero “con poca competencia de marcas”, según Nicholson, como es el rugby. Un mercado en el que “Canterbury se ha convertido ya en la marca de referencia”, afirma.

Tras un año 2012 “bastante estable, sin cambios en lo que respecta a ventas”, Canterbury apuesta en este nuevo año por “aprovechar el posicionamiento logrado en rugby, para avanzar en los demás mercados que la marca está presente”, explica Nicholson.

Su principal reto será crecer en el mercado del pádel, en el que la enseña busca convertirse “en una marca de referencia en textil técnico”. Para ello, el pasado noviembre dio el primer paso firmando un acuerdo con la marca de pádel Vibor-A, a través del cual Canterbury se ha convertido en el proveedor de equipaciones de los jugadores esponsorizados por Vibor-A, como Cristian Gutiérrez y Maxi Gabriel.

Estas equipaciones, que ya visten los jugadores profesionales, serán comercializadas este año en tiendas especializadas, según ha explicado Nicholson, junto a su línea de equipaciones para clubes.

Apertura a clubes
Precisemanete, una de las estrategias que van a marcar la actividad de Canterbury en este 2013, según ha avanzado Nicholson, es “una mayor inversión en la captación de clubes, de la mano de las tiendas, siempre que sea posible, o a través de la venta directa, cuando no haya más remedio”, apunta.

Según Nicholson, “para una marca nueva como Canterbury es más complicado crecer en el mercado deportivo español, muy afectado por guerras de precios que devalúan el valor de los productos y las marcas, y por la inseguridad de las tiendas que temen programar”. Es por este motivo que la marca se ha visto llevada a realizar “un cambio en los canales de distribución” para ganar más presencia en nuestro mercado, ya sea a través de su página de venta online o de la venta directa. Aunque Nicholson enfatiza que “nuestro principal objetivo es trabajar de la mano de las tiendas. Sólo usamos los otros canales cuando no hay posibilidad de trabajar con un detallista”.

Además del rugby y el pádel, Canterbury está presente en el mercado del golf, con una línea que seguirá potenciando en 2013, junto con su línea de sportwear casual y su nueva línea de calzado, que introdujo hace seis meses.


No hay comentarios

Añade el tuyo