ESENCI@L

La marca cierra el 2011 con signos de estabilidad

Prince descarta introducirse en el pádel “de momento”

(4-1-2012). En opinión de Vicente Calabuig, director comercial de Prince, el 2011 ha sido un año “en el que la marca ha conseguido mantener el tipo”, logrando buenos resultados tanto en el segmento de raquetas de competición como cordajes. Para 2012, Prince seguirá potenciando la gama alta de marcos, puesto que el mercado de la gama media-baja “pertenece a las grandes superficies”, y con un ojo puesto en el mercado del pádel, del cual opina que “es muy confuso”, por lo que no entra en los planes de la marca volver a apostar por este deporte “a corto plazo”.

A pesar de que el 2010 Prince consiguió cerrar el ejercicio con un incremento del 11%, el año que acabamos de dejar atrás se ha presentado algo más duro para la marca, evitando que se cumplan las previsiones de crecimiento por las que Prince apostaba a mediados de año. No obstante, el director comercial de la enseña, Vicente Calabuig, se siente satisfecho con los objetivos logrados que les han permitido “mantenernos”.

Como ocurriera ya en 2010, la gama de raquetas de competición ha sido la que mejores resultados ha reportado en 2011, junto a los cordajes y a la gama de accesorios y bolsería, en la que “hemos doblado las ventas”.

Por el contrario, la enseña ha detectado un “notable retroceso” en las venta de raquetas menos técnicas, de gama media-baja, debido a “la situación económica que está haciendo prevaler el precio sobre otros factores y al mejorado trato de las marcas blancas por parte de las grandes superficies”, opina Calabuig, que añade que “en el mercado de los primeros precios las marcas blancas han impuesto su criterio”.

Apostar por la calidad
Para 2012, Prince pretende seguir apostando por la calidad de sus productos y potenciando la gama de competición, con el objetivo de “retomar la senda alcista”. Un objetivo que parece “alcanzable”, según se desprende de las ventas realizadas durante el pasado mes de diciembre. “A estas fechas en 2011 no habíamos conseguido ni la mitad de programaciones de las que llevamos ahora, señal de que la marca gusta y de que los clientes confían en ella”, explica Calabuig, quien se mantiene cauto: “estas cifras no garantizan la venta de nuestros productos en las tiendas”.

El público joven y el femenino, así como los mercados más minoritarios “pero igualmente importantes” como el squash, soft-raquet y frontenis, seguirán también contando este año con un especial protagonismo para Prince que se enorgullece de ser, junto a Babolat, “la única marca puramente dedicada a los deportes de raqueta”.

Pádel, un mercado confuso
En lo que respecta al pádel, si bien a mediados de 2011, la marca expresaba su intención de estudiar detenidamente la apuesta por este mercado, Calabuig opina que se trata de “un negocio nada desdeñable, interesante”, pero que por el momento “es mejor vigilar desde fuera”.

Según Calabuig, el pádel “es un mercado confuso, en el que existe una competencia que no he visto en ningún otros deporte de raqueta, con más de 80 marcas, y que necesita regularse”.


No hay comentarios

Añade el tuyo