ESENCI@L

Confían en obtener mejores condiciones comerciales y en un repunte de la marca

Tiendas de deporte esperan “con ilusión” la apertura de Under Armour Spain

under-armour

(21-11-2016). Tras nueve meses de desconcierto y en los que vender producto Under Armour se ha convertido en una odisea para el grueso de las tiendas españolas, el anuncio de la apertura de la filial en España de la marca cae como agua de mayo entre los detallistas.

Pocas veces en los últimos años, la distribución deportiva ha utilizado el calificativo ‘ilusionante’ para referirse a sus expectativas ante un inminente hecho, y el anuncio por parte de Under Armour de la apertura de una filial en España a partir de enero de 2017, ha sido uno de ellos.

La marca americana Under Armour ha pasado unos meses complicados en el mercado español desde que rescindiera el contrato con su distribuidora en España, Alnisa Sport, y esta decisión diera pie a un periodo de incertidumbre que se ha acabado traduciendo en una falta de servicio y de producto de la marca en las tiendas cliente durante aproximadamente nueve meses.

Según explican algunos detallistas, que han preferido mantenerse en el anonimato, “nos encontramos de golpe con el embargo de Alnisa Sport y con que, en vez de a la empresa, debíamos hacer nuestros pagos directamente a Hacienda”. A continuación,  se refieren, “a la imposibilidad de programar las campañas”, que para algunas tiendas ha supuesto que el último pedido recibido de Under Armour fuera el correspondiente al otoño-invierno 2015-2016. Casi un año en el que los comercios han trabajado con el stock del que disponían de la marca.

Portugal, una alternativa para unos pocos

Conscientes de la problemática, las tiendas consultadas explican que desde Under Armour se brindó la posibilidad de trabajar “de forma provisional” con el distribuidor con el que la marca cuenta en Portugal. Una opción que algunas tiendas decidieron rechazar por “no confiar en las condiciones comerciales propuestas” por este operador portugués.

Al distribuidor portugués le cayó del golpe la responsabilidad de servir a tiendas españolas y en un principio fue algo caótico

Para otros detallistas, la opción lusa ha supuesto la posibilidad de seguir trabajando la marca en una situación excepcional, aunque no exenta de quebraderos de cabeza. “Al distribuidor portugués le cayó del golpe la responsabilidad de servir a tiendas españolas y en un principio fue algo caótico. Tuvimos que pagar por adelantado unos pedidos que en algunos casos han llegado con retraso. Pero al menos a nuestro modo de ver, entendemos que se trata de una situación de emergencia y en estos casos se dan condiciones de emergencia, y hay que tener paciencia”, explica un detallista especializado en la venta de material deportivo y de fitness, quien remarca como hecho positivo que “en todo momento hemos tenido contacto con el distribuidor en Portugal y la comunicación ha sido fluida”.

No tan fluida, en cambio, estaría siendo la comunicación directa con Under Armour Intl., según expresan algunos detallistas que dicen desconocer “el tiempo que estaremos trabajando con el distribuidor portugués ni qué pasará con nosotros una vez se ponga en funcionamiento la filial”.

Cuatro operadores escogidos por Under Armour

Por su parte, Under Armour comunicó en verano su objetivo de tomar las riendas de la marca en nuestro país con la creación de una filial comandada por el hasta ahora máximo responsable de Reebok en España y Portugal, Jens Ulbrich.

En esta nueva etapa, la compañía establecía además una estrategia basada en trabajar con cuatro operadores concretos (El Corte Inglés, Forum, Base Detall Sport e Intersport), considerados por la marca como los que reportaban mayores resultados y que permitían cubrir mejor el periodo provisional de organización de la futura filial.

Para este grupo seleccionado de la distribución, Under Armour dispuso que un pequeño equipo de comerciales procedentes de la filial francesa se ocupara de desarrollar el sell in para la campaña primavera-verano 2017.

A la espera de la filial… y de la resolución del juicio con Alnisa

Con una gran incertidumbre flotando sobre el mercado, el anuncio de la apertura de la filial española de Under Armour, ubicada en Barcelona y que empezará a funcionar a comienzos del 2017, ha insuflado nuevos ánimos e ilusión en los detallistas, deseosos todos de retomar el contacto con la marca.

Para la totalidad de las tiendas consultadas, el anuncio de la filial es calificado de “una excelente noticia”, esperando que su llegada “mejore el posicionamiento de una marca que en Estados Unidos es la número dos, pero que en España no ha conseguido colocarse entre las grandes”, señala un detallista.

Under Armour es en Estados Unidos la número dos, pero en España no ha conseguido colocarse entre las grandes

Y es que la mayoría de las tiendas son de la opinión de que “las filiales se preocupan más de la proyección de la marca y de cuidar su imagen”. Por otra parte, algunas fuentes destacan que la presencia de una filial puede suponer “una mayor inversión en márketing” y la “entrada de más producto y más variado al mercado español”. Y eso sin olvidar, según destacan bastantes de las fuentes consultadas, el hecho de que “con la ausencia de intermediarios como era la distribuidora, confiamos que la empresa nos ofrecerá mejores condiciones comerciales y podremos gozar de un mayor margen”.

Sin embargo, antes de llegar a esta situación imaginada se debe resolver el litigio pendiente entre Under Armour y Alnisa Sport, cuya resolución está prevista para finales de este noviembre, y que los detallistas temen que pueda “ralentizar o paralizar la puesta en marcha de la filial y eternizar la situación actual”.

Una marca con potencial pero “estancada”

Jens Ulbrich under armour

La experiencia demostrada por Jens Ulbrich al mando de Reebok en España da a los detallistas plena confianza en cuanto a la nueva etapa de Under Armour.

Preguntadas sobre la percepción que las tiendas tienen de Under Armour como marca en España, la mayoría opina que se trata de una enseña “con potencial y con recorrido en nuestro mercado, sobre todo en el renglón del textil técnico deportivo”.

Sin embargo, algunas fuentes puntualizan que, a nivel de innovación de producto, “llevamos tres años viendo un estancamiento”. Aún así, la mayoría aseguran que Under Armour es una marca que “lamentaríamos perder”.

Con la apertura de la filial esperan la llegada de “producto más innovador que antes no llegaba a nuestro país” y le dan un margen de unos tres años para “despegar definitivamente como marca fuerte”. Para ello, el hecho de que al frente del nuevo proyecto se sitúe Jens Ulbrich da a las tiendas una “total confianza”.


No hay comentarios

Añade el tuyo