FITNESS

Según un estudio de Panda Security

5 peligros de los fitness trackers

fitness trackers peligros

(23-12-2016). La empresa Panda Security ha realizado un informe que recoge los cinco principales peligros de los llamados fitness trackers o dispositivos electrónicos de fitness.

Los fitness trackers han disparado sus ventas en 2016 y continuarán evolucionando y mejorando sus prestaciones en 2017. Por ejemplo, Panda Security asegura en su estudio que, el próximo año, veremos fitness trackers que medirán con precisión la evolución de la felicidad de las personas o el momento más idóneos para fecundar un óvulo.

Las nuevas tecnologías nos sorprenderán con unas lentillas que miden el nivel de glucosa en la sangre para mejorar la vida de los diabéticos, e incluso veremos collares inteligentes que sabrán qué estamos comiendo al interpretar el sonido que producen nuestros dientes al masticar los alimentos. De este modo, nos dirán en tiempo real si estamos haciendo una dieta saludable o si debemos mejorarla.

Todos estos dispositivos weareables mejoran cada año, pero hemos de tener cuidado de los riesgos que representan a nivel de privacidad. Por ejemplo, en EE. UU ya hay varias experiencias piloto de algunas aseguradoras privadas para rebajar la cuota mensual de sus clientes si estos demuestran, mediante un fitness tracker, que mantienen una vida saludable.

Los cinco principales riesgos que surgen por el uso de tecnologías weareables, según el estudio de Panda Security son:

  1. Cuidado con lo que compartes en tus redes sociales. Muchas de las aplicaciones y dispositivos que nos ayudan a monitorizar la manera en la que hacemos deporte suele llevar configurado por defecto que cada vez que sales, por ejemplo, a correr, tu ‘fitness tracker’ avise a tus contactos en tus redes sociales de que has comenzado una actividad. Esta información supone una buena pista para aquellos que quieran encontrarse contigo y darte una desagradable sorpresa por la calle o por el campo por el que sueles salir a correr. Además, hay muchos dispositivos que miden otras actividades, como por ejemplo, las horas que dormimos al día. Si un atacante puede saber cuándo estás dormido y cuáles son tus horarios habituales para dormir, facilitas las pistas para que un asalto al hogar.
  2. Vigila la conexión entre tu fitness tracker y tu móvil. Los dispositivos más antiguos y aquellos que no tienen una marca reconocida detrás, suelen tener grandes brechas de seguridad entre la conexión del fitness tracker y el móvil con el que van emparejados. Es decir, la información que el weareable envía al teléfono puede ser visible para algún hacker con experiencia y obtener toda la información que se genera de tu actividad. Aun así, si la conexión entre tus fintness trackers y el móvil no es vulnerable, el siguiente punto débil podría ser la propia aplicación del móvil que recoge la información. Si no es una aplicación obtenida en las tiendas oficiales, los ciberdelincuentes podrían utilizar técnicas de ingeniería inversa para entrar en tu perfil y obtener todos los datos relativos a tu salud.
  3. Bromas de mal gusto con tu salud. Toda esta información personal a la que los ciberdelincuentes tienen potencial acceso tiene un sinfín de usos para ellos. Desde bromas de mal gusto hasta formas más maquiavélicas de influir en la vida de las personas. Así, si unos hackers te roban los datos relativos a la monitorización de tu salud, podrían hacerte ver que tienes una salud mucho mejor de la que tienes y recomendarte dietas o ejercicios que podrían devenir en enfermedades serias.
  4. Suplantación de identidad. La otra cara de la moneda de este robo de información sería el Phishing. Si unos delincuentes entran sin tu consentimiento en la información que generan tus fitness trackers, podrían ver o inventar qué complementos vitamínicos te hacen falta para llevar una vida saludable. En el mejor de los casos, podrían venderte medicamentos que no necesitas y, si das con delincuentes con menos escrúpulos, podrían ofrecerte medicamentos falsos cuya ingesta podría perjudicar mucho tu salud
  5. Inyecciones de código para entrar en otros dispositivos. Es habitual que los hackers entren en tu vida a través de un dispositivo que, a priori tienen poco acceso a datos bancarios o contraseñas. Sin embargo, este tipo de dispositivos son el caballo de Troya perfecto para los hackers. Si consiguen insertar un virus que se quede latente durante meses en tus fitness trackers, solo es cuestión de tiempo que introduzcas de nuevo una contraseña para que el malware pueda tomar el control de otros dispositivos con los que están emparejados, como tu móvil o tu ordenador, para obtener información sensible.

No hay comentarios

Añade el tuyo