FITNESS

Cinco médicos detenidos por vender anabolizantes

Registrados diez gimnasios en Murcia

(21-6-2013). Agentes de la Guardia Civil y del Servicio de Ordenación y Atención Farmacéutica de Murcia han desarrollado tres operaciones denominadas “Panoramix”, “Pepelux” y “Merici” orientadas a la lucha contra la prescripción y distribución ilícita de medicamentos. Los operativos han permitido la detención de ocho personas, entre ellas cinco médicos.

Los detenidos son ocho personas, entre ellos cinco facultativos médicos, cuatro de ellos en la comarca del Mar Menor y otro en Molina de Segura. También se ha detenido a usuarios de gimnasio, entre ellos un agente de la Policía Local, a quienes se les acusa de un delito contra la salud pública, ya que podrían pertenecer a un entramado dedicado a la venta y distribución de anabolizantes.

Una treintena de personas estarían vinculadas de una u otra forma con estos hechos, entre ellos médicos con potestad para recetar ciertos productos anabolizantes imposibles de conseguir sin prescripción médica. Estos cobraban a los pacientes cantidades que oscilaban entre los 50 y los 100 euros.

Se han practicado diez registros en gimnasios y domicilios en los que se han incautado más de 500 dosis de Textex, Winstrol Depot, Primobolan, Clembuterol y Deca-Durabolin, medicamentos altamente dañinos para el organismo cuando son utilizados con fines no terapéuticos.

La operación ha puesto al descubierto la venta irregular de este tipo de medicamentos en una veintena de farmacias que el pasado año habrían distribuido alrededor de 10.000 comprimidos.

La investigación se inició con el trabajo del Servicio de Ordenación y Atención Farmacéutica de la Región de Murcia, que llevó a cabo una serie inspección sobre establecimientos farmacéuticos con el objetivo de localizar aquellos que dispensaban anabolizantes en cifras muy superiores a las normales. Las inspecciones detectaron 21 farmacias que habían vendido en exceso estos productos, llegando incluso a suministrar en un año 100 veces más de lo habitual. Posteriormente, la Guardia Civil halló un grupo delictivo dedicado al desvío ilícito de productos dopantes en el mercado legal con fines lucrativos.

Los agentes descubrieron que la dispensación de medicamentos anabolizantes con receta médica no cumplía los requisitos y que la prescripción era en cantidades muy superiores a las indicadas terapéuticamente y en combinaciones peligrosas para la salud. La Guardia Civil observó médicos no relacionados con la medicina del deporte que aparecían de manera generalizada en las recetas presentadas en las farmacias que habían sido inspeccionadas.


No hay comentarios

Añade el tuyo