FITNESS

Consejos de Gonzalo Maganto, miembro del departamento técnico-deportivo del gimnasio Arsenal Madrid

Alimentación e hidratación para la práctica de ciclo indoor

(5-4-2013). Como cualquier otra actividad deportiva, una buena alimentación e hidratación son imprescindibles para realizar las clases dirigidas de ciclismo indoor con las máximas prestaciones y capacidades para disfrutar al 100% de la práctica de este deporte. Gonzalo Maganto Fernández, del gimnasio Arsenal Madrid, nos da a conocer unos consejos generales importantes a tener en cuenta cuando queramos practicar esta modalidad deportiva.

El principal error al comenzar una clase de ciclismo indoor es llevarla a cabo sin energía. Según Gonzalo Maganto, del Arsenal Madrid, “si no estamos acostumbrados a seguir una alimentación e hidratación adecuada, podríamos sufrir una ‘pájara’ en nuestro cuerpo”, argot con el que se conoce deportivamente a un agotamiento excesivo que hace que diferentes partes del cuerpo se vean afectadas por no tener la energía suficiente para realizar la actividad deportiva. Uno de los síntomas, entre otros, es que el corazón no puede trabajar a pleno rendimiento por falta de hidratación en la sangre y su agotamiento será mayor y más rápido.

Pérdida de calorías
En cada sesión de ciclo indoor, el deportista llega a perder una media de 600 a 700 calorías, dependiendo de cada individuo. Para ello es importante hacer hincapié en tomar una comida saludable e hidratarse constantemente.

Según Gonzalo Maganto, “lo mejor para evitar la conocida ‘pájara’ es ingerir alimentos antes de la clase para tener los depósitos de glucógeno llenos, hidratos de carbono de asimilación lenta, como los cereales integrales, ya que durante el ejercicio el estómago no procesará todos estos alimentos, debido a que la sangre se concentra en los músculos implicados en el ejercicio”.

Añade, que “ingerir hidratos de carbono durante el ejercicio, ayuda a mantener altos los niveles de glucosa en sangre y se retrasa la fatiga y se mejora el rendimiento”.

La hidratación
Respecto a la hidratación, durante la sesión, mucha gente no le da importancia a la bebida y ésta es, como llevar una buena alimentación, un aspecto indispensable y muy importante en la realización de cualquier deporte. Tanto es así, que es aconsejable beber pequeños tragos durante toda la sesión, “pudiendo llevar algún tipo de bebida isotónica”, informa Gonzalo Maganto. Las clases tienen una duración de entre 45′ y 60′. Durante este tiempo tendremos sólo que hidratarnos. No será necesario ingerir ningún tipo de hidratos de carbono, siempre y cuando hayamos tenido una buena alimentación antes de realizar la actividad.

Durante la práctica del ejercicio, el gasto calórico es muy elevado, por lo que tenemos que tener unas buenas reservas de energía en el organismo.

El total de reservas de glucógeno para un individuo es un promedio de 300 a 400 gramos, de los cuales 100 se almacenan en el hígado y los 300 restantes, en el músculo. Por lo tanto, “tendremos que que tener elevadas esas cantidades para que a la hora de la práctica tengamos energía suficiente y a medida que sigue la clase deberemos ir reponiéndolas. El glucógeno hepático mantendrá los niveles de azúcar en sangre y el glucógeno muscular se empleará en la obtención de energía localizada en el músculo”, concluye Gonzalo Maganto, técnico-deportivo del gimnasio Arsenal Madrid.

Más información en www.grupoarsenal.org


No hay comentarios

Añade el tuyo