FITNESS

En qué consiste, ventajas y alimentación

¿Cómo acelerar el metabolismo con entrenamiento?

como incrementar metabolismo entrenamiento

(7-4-2017). Acelerar el metabolismo, es decir, conseguir que nuestro organismo tenga un mayor gasto calórico del habitual incluso en reposo, ya es posible. El entrenamiento metabólico está diseñado para este cometido, pero… ¿en qué consiste?

Manu Carrillo_Grupo Duet

Manu Carrillo, Responsable de Procesos Deportivos del Grupo Duet.

El metabolismo puede definirse como aquel proceso mediante el cual el cuerpo transforma en energía los nutrientes que se ingieren o los que ya están en él. Sólo de esta forma se consigue que nuestro cuerpo funcione a la hora de hacer ejercicio y que pueda realizar los procesos naturales como respirar, mantener la temperatura corporal, etc.

Como explica Manu Carrillo, Responsable de Procesos Deportivos del Grupo Duet, cuando se habla de metabolismo hay que explicar dos procesos. “Por un lado, el anabólico que se puede definir como el conjunto de reacciones metabólicas que permiten la creación de tejidos y reservas de energía y, por otro lado, el catabólico que es aquel proceso en el que se destruye tejidos corporales y que nos provee del combustible necesario para las funciones corporales”.

El metabolismo y la edad

Diferentes estudios apuntan que a medida que envejecemos, el metabolismo se hace más lento, una evidencia que confirma Manu: “Efectivamente, se enlentece porque perdemos masa muscular. El metabolismo guarda relación directa con la cantidad de masa muscular. A mayor desarrollo muscular, más gasto calórico tenemos porque se requiere más energía para mantener y mover esa musculatura”.

Un metabolismo más rápido o más lento también depende del nivel de ejercicio físico que la persona realice. “Si nuestra actividad física disminuye, no necesitamos consumir tanta energía y, por tanto, no se requiere que esos procesos se realicen de la misma forma que cuando la persona está activa y se mueve más”, confirma Carrillo.

El entrenamiento metabólico

Un entrenamiento metabólico es aquel que modifica el metabolismo basal, es decir, aquel que se tiene en reposo. “Tras realizar un entrenamiento de este tipo, nuestras pulsaciones y todos los procesos habituales que hacemos día a día, requieren de mayor energía”, explica Manu. “Hemos acelerado nuestro biorritmos y hasta que no vuelven a la normalidad, quemamos más calorías haciendo tareas cotidianas”, precisa.

Este estado puede durar entre 24 y 72 horas según la forma física y la capacidad de recuperación de la persona que lo ha realizado. Hay que tener en cuenta que este entrenamiento deja un efecto térmico residual llamado EPOC (Excess Post Exercise Oxygen Consumption) que como argumenta Manu “hace que consumamos más calorías”.

En qué consiste

El entrenamiento metabólico consiste en sesiones de corta duración a intervalos con ejercicios de alta intensidad. “El número de intervalos y duración del ejercicio vendrá determinado por la condición física de los participantes. El objetivo es alterar los biorritmos para que cuando hayamos acabado de realizar el ejercicio sigamos quemando más calorías con las tareas cotidianas”, comenta Carrillo.

Hay diferentes formatos de entrenamiento metabólico dependiendo a quien vaya dirigido. Como explica el especialista de Grupo Duet, “si va dirigido al rendimiento deportivo, los intervalos serán a la máxima intensidad -un 100% de la capacidad del atleta- y serán más cortos debido a su nivel de exigencia. El entrenamiento tabata sería un ejemplo claro de esta modalidad. Por otro lado, tendríamos otro tipo de actividades más inclusivas donde el nivel de exigencia no es tan alto, pero que mantienen la misma idea de base. Suelen tener una duración media de 15 a 20 minutos y unos intervalos intensos pero más seguros, aproximadamente al 80% de la capacidad de los alumnos”.

Ventajas de los entrenamiento metabólicos

La principal ventaja de esta modalidad de entrenamiento tiene que ver con los rápidos resultados que se obtienen. “En poco tiempo, se notan mejoras importantes”, argumenta Manu. “Además se potencian diferentes aptitudes físicas como la coordinación, la fuerza, la potencia y la movilidad con transferencia a las tareas cotidianas del día a día ya que también suelen ser ejercicios funcionales con estas características”.

Alimentación para acelerar el metabolismo

Paralelamente al entrenamiento metabólico, hay alimentos que también logran quemar más calorías de las habituales en un estado normal. “El café y el té pueden acelerar el metabolismo considerablemente. También las nueces y los pescados ya que reducen los niveles de una hormona llamada leptina. Cuando ésta se encuentra a niveles bajos, se acelera el metabolismo”, detalla Manu. El jengibre es otro de los alimentos que también puede aumentar el metabolismo y que además favorece la sensación de saciedad.

En cualquier caso y como comenta el especialista, “estamos hablando de alimentos que en algunos casos son estimulantes y que en otros, pueden causar cambios hormonales con los trastornos que pueden conllevar. La recomendación es que siempre se acuda a un endocrino o nutricionista para asesorarse adecuadamente y que nos paute la alimentación adecuada”, concluye.

Más información: www.duetsports.com


No hay comentarios

Añade el tuyo