FITNESS

De 10 a 12h y de 16 a 18h, las mejores franjas

¿Cuál es la mejor hora para entrenar en el gimnasio?

Mejor hora para entrenar

Existen dos franjas horarias especialmente aptas y recomendadas para entrenar, una a primera hora de la mañana y otra, por la tarde (precisamente a las 16:00h).

¿En qué momento del día hay que entrenar? ¿Qué franja es la más adecuada y en la que se puede rendir mejor? ¿Realmente existe? La respuesta es sí, pero con matices. En este caso, no todo es blanco o negro.

David Mora, director técnico de GO fit Ciudad Real

David Mora, director técnico de GO fit Ciudad Real.

Tonificar, definir, perder peso, hipertrofiar, ganar potencia o en definitiva, entrenar, puede tener mejores y peores horas durante el día desde un punto de vista teórico y fisiológico. Como comenta David Mora, director técnico de GO fit Ciudad Real, “sí que hay momentos de la jornada que son ideales para aprovechar al máximo una sesión de entrenamiento ya que en nuestro organismo se dan todas las condiciones para que así suceda”.

La primera se sitúa entre las 10 y las 12h y la segunda entre las 16 y las 18h

Franjas del día

Existen dos franjas horarias especialmente aptas y recomendadas para entrenar, una a primera hora de la mañana y otra, por la tarde. “La primera se sitúa entre las 10 y las 12h y la segunda entre las 16 y las 18h”, argumenta el técnico. Pero, ¿qué es lo ocurre para que se consideren momentos favorables para ejercitarse físicamente?.

Según David, “si se entrena en el horario de mañana, nuestro cuerpo está descansado después de haber dormido las horas pertinentes y de haber desayunado adecuadamente. Todo nuestro organismo se ha recuperado incluida nuestra musculatura y se dispone del combustible necesario para poder rendir al máximo tanto en actividades de alta intensidad como de intensidad moderada o baja. Por la tarde, ocurre lo mismo. Entre las 16 y las 18h. ya hemos realizado todos los procesos digestivos tras la ingesta del mediodía y asimilado los nutrientes que dotarán al cuerpo de energía y combustible para gastar en el gimnasio”.

A estas horas se consiguen los mayores niveles de testosterona y cortisol en la sangre

Factores hormonales

Pero el hecho de que le hayamos dado al cuerpo nutrientes a través de un correcto y saludable desayuno o comida y que hayamos descansado correctamente la noche anterior no es lo único que explica que estas franjas horarias sean idóneas para entrenar. “También se dan las condiciones hormonales adecuadas”, argumenta el técnico de GO fit. “A estas horas se consiguen los mayores niveles de testosterona y cortisol en la sangre, hormonas que son fundamentales cuando ponemos a trabajar nuestra musculatura y queremos conseguir unos objetivos”. Tanto una como la otra son más altas por las mañanas y más bajas durante la noche. Los picos más altos se consiguen cerca de las 12 del mediodía, sobre las 11h. y por la tarde, hacia las 17-18h.

Llegar al gimnasio nada más abrir sus puertas y ponernos a entrenar puede aumentar el riesgo de sufrir lesiones

¿A primera hora de la mañana?

Hay mucha gente que madruga para ir al gimnasio y acude nada más levantarse a hacer su rutina de ejercicios. ¿Hasta que punto es adecuado? “Evidentemente que se puede hacer”, detalla David, “lo que ocurre es que a primera hora todavía nuestro cuerpo se está despertando. Venimos de una horas de sueño en las que prácticamente no hay actividad articular, muscular ni ósea. Además nuestra temperatura corporal es más baja a primera hora que a medida que avanza el día. Por tanto, llegar al gimnasio nada más abrir sus puertas y ponernos a entrenar puede aumentar el riesgo de sufrir lesiones. Si a ello sumamos que no calentamos, las posibilidades de hacernos daño aumentan”.

Diferentes estudios científicos han puesto de manifiesto que no conviene forzar la columna vertebral y, por tanto, la espalda durante las primeras dos horas posteriores a levantarnos. En especial, no hay que hacer ejercicios que supongan una inclinación, rotación o flexión prolongada de la columna ya que hay más probabilidades de desgarros discales.

La otra franja en la que no se recomienda practicar ejercicio físico es a partir de las 20h

Horarios no recomendables

De la misma manera que hay franjas favorables para el entreno, también están las que no son idóneas. “La primera es la que se sitúa entre las 14 y las 16h. En este periodo de dos horas es cuando normalmente y por regla general, las personas estamos en pleno proceso de digestión. Por tanto, no se está ni energéticamente ni neuromuscularmente preparado para someterse a una actividad de intensidad, independientemente de su grado”.

La otra franja en la que no se recomienda practicar ejercicio físico es a partir de las 20h. Para el técnico, “a partir de esta hora nuestra eficiencia decae notablemente. Después de todo el día en el que hemos tenido que trabajar o responder a nuestras obligaciones, nuestro cuerpo no está en las condiciones adecuadas ni rendirá lo mismo porque ya ha sufrido un desgaste considerable”. Por otra parte, tampoco se recomienda realizar actividad física a partir de esta hora porque se estimula el metabolismo y se eleva la temperatura corporal, dos factores que pueden ir a la contra a la hora de conciliar el sueño y descansar adecuadamente.

Lo importante en última instancia es estar activos físicamente, entrenar siguiendo las pautas adecuadas y no llevar una vida sedentaria

Factores sociales

Aunque para entrenar es recomendable ceñirse al máximo a los horarios en los que se va estar más eficiente y rendir más, no siempre se puede. “Las responsabilidades laborales, familiares y sociales impiden disponer de una agenda lo suficientemente libre para actuar conforme dice la teoría. Por tanto, lo importante en última instancia es estar activos físicamente, entrenar siguiendo las pautas adecuadas y no llevar una vida sedentaria”, concluye el especialista de GO fit.

Más información: www.go-fit.es


Publicar un nuevo comentario.