FITNESS

Consejos de Yolanda Modrego, fundadora del centro Alma de Yoga (Barcelona)

Los beneficios de practicar yoga con compañeros de trabajo

(10-1-2014). En un momento de tensión generalizada como el actual, hay quienes ofrecen opciones para relajar el ambiente laboral: éste es el caso de Alma de Yoga, especialistas en Yyoga para empresas, quienes ofertan sesiones específicas con el objetivo de reducir el estrés y mejorar el rendimiento de los trabajadores. Yolanda Modrego, directora y fundadora de este centro, nos da más detalles.

Practicar yoga junto a los compañeros de trabajo: esta es la propuesta de Alma de Yoga, una iniciativa dirigida por Yolanda Modrego, quien explica que “las sesiones de yoga para empresas están enfocadas a reducir el estrés de los empleados, ayudándoles a liberar tensiones de su cuerpo y a clarificar su mente, para mejorar su parte intuitiva de análisis y planificación. Una fórmula que conlleva un aumento de productividad ya que el trabajador se siente más feliz, relajado y creativo en su puesto de trabajo. Cuando hay tensión la mente creativa se bloquea y es imposible generar nuevas ideas e innovar”.

Hacer equipo

Pero según Modrego a los anteriores beneficios hay que sumar uno más, la mejora del clima de trabajo: “Cuando se practica yoga entre los compañeros se crea una unión grupal diferente, pues las inquietudes y las necesidades que unen a las personas son las mismas, y precisamente todos trabajan en una sola dirección: el bienestar físico y mental”.  Y esto afecta directamente al clima de trabajo ya que “ profesionales relajados crean ambientes de trabajo más relajados”, asegura la directora de Alma de Yoga, quien destaca que “sobre  todo lo más importante es que se empiece a implementar el yoga para los jefes de equipo que tienen grupos de personas a su cargo, pues el estado anímico o emocional que proyecta el líder se traslada al resto del equipo, y si hay líderes más relajados, los equipos también están más relajados y las decisiones son más acertadas cuando uno las toma desde la calma y la quietud y no desde la presión, el estrés o la amenaza”.

En cuanto a la reacción de las personas que practican este tipo de sesiones, la especialista apunta que “son muy positivas ya que notan cambios muy rápidos; duermen mejor, se sienten más relajados ante la toma de decisiones, con menos dolores musculares, reducen el nivel de ansiedad y los cambios emocionales  que producen situaciones estresantes del día a día.Casi todos empiezan un camino de auto-cuidado que acaba desembocando también en una mayor atención por la alimentación sana y por la salud en general”.

¿En qué se diferencia una sesión de yoga para empresas a una de yoga convencional?

Ante esta cuestión Yolanda Modrego dice que “las sesiones de yoga para empresas son más racionales, más físicas y menos espirituales. Están  enfocadas al beneficio concreto de reducir la tensión. En las sesiones de yoga convencionales se trabaja mucho más la parte espiritual y la conexión con nuestra verdadera esencia”.

Unas sesiones dirigidas a  todos los públicos, independientemente de la forma física ya que siempre  es posible adaptar los ejercicios a cada persona, y que pueden convertirse en una buena manera de trabajar en equipo y proyectar buenas vibraciones.

Más información: www.almadeyoga.com


No hay comentarios

Añade el tuyo