MONTAÑA

Junio se erige como el primer mes de este ejercicio que supera la nota del mes análogo del año pasado

Análisis sell out segundo trimestre

La nota media del ritmo de las ventas se sitúa en un 5,34 frente al 5,46 del año pasado

(nº225/ 11-07-2007). Al final del primer trimestre de este 2007 la evolución de las ventas en las tiendas españolas de montaña dejó entrever las consecuencias de la adversa meterología que caracterizó el invierno’06-07. Aunque los efectos no fueron tan negativos como en los establecimientos de deportes de nieve, el 5,19 sobre diez registrado por el sell out de enero a marzo’2007 en esa tipología de comercios permitió entrever que el ritmo de las ventas del periodo no había, sido precisamente, eufórico, especialmente si se recuerda que la media del primer trimestre de las ventas en el canal montaña durante 2006 alcanzó un 6,67. Al concluir, ahora, el segundo trimestre, puede afirmarse que las ventas en las tiendas españolas de montañismo habrían siguido estando marcadas por la atonía.

Así se desprende, como mínimo, de las declaraciones obtenidas por el Departamento de Sondeos de CMD tras una consulta a 53 minoristas del citado canal. Los encuestados han puntuado cada uno de los tres meses que comprende el citado periodo resultando una media trimestral de 5,34 sobre diez, es decir, un promedio levemente inferior al registrado por el mismo periodo del año anterior (entonces fue de un 5,46).

Por debajo de 2006
Entre las razones de que la media del segundo trimestre’07 sea inferior a la de 2006, destaca que de los tres meses analizados, dos de ellos (abril y mayo) registraron notas por debajo de las alcanzadas por los meses homónimos del año anterior (ver cuadro superior). De ambos, además, debe subrayarse que el de mayo ha merecido una nota por debajo del aprobado (4,90). Si mayo ha sido la cruz, la cara del trimestre habría recaído en junio, el cual, además, se ha erigido como el primer mes en el cual la curva de 2007 se ha situado, por primera vez en el año, por encima de la de 2006.
Pero esas notas de menor envergadura recogidas en el segundo trimestre de 2007, en relación a las del segundo trimestre de 2006 son el vivo reflejo de la evolución de las ventas por renglones y productos que han declarado haber experimentado la gran mayoría de los minrositas consultados.

Equiparabilidad a la baja
De las seis familias de productos de montaña, ninguna de ellas ha registrado la media general de referencias en la respuesta correspondiente a unas ventas superiores. Las que mejor paradas han salido han sido aquellas cuyo promedio hegemónico ha recaído sobre la contestacioón referida a unas ventas iguales. Ése ha sido el caso de la mochilería (43% de media en ese sentido); el material de escalada (39%); y, en cierto modo, los complementos (38%, aunque esa media general ha sido la misma que la que ha obtenido la respuesta correspondiente a unas ventas inferiores). Las otras tres familias analizadas, por su parte, han obtenido promedios generales hegemónicos en la contestación referida a unas ventas inferiores: el calzado, 42% de media en ese sentido; textil, 46%; y productos de acampada (48%).
Por otro lado, de los 24 productos analizados, sólo diez han concentrado el grueso de citaciones en la respuesta correspondiente a unas ventas iguales. Con todo, es alentador recordar que, en el análisis del primer trimestre, todos los artículos, sin excepción, recabaron el grueso de citas en la contestación correspondiente a unas ventas in feriores.
De los resultados sobre la evolución de las ventas por productos y por familias de los mismos se desprende que el promedio general de mayor envergadura ha sido el correspondiente a unas ventas inferiores que se ha situado en un 41% (ver cuadro superior). Esa evolución regresiva, de todos modos, habría quedado compensada con el 38% de media registrado por la contestación referida a unas ventas iguales. p


No hay comentarios

Añade el tuyo