Quantcast

MONTAÑA

Pagar más por un producto ecológico, un reto para la industria del outdoor

Mesa redonda en la I Outdoor Week del Barcelona Moda Centre

De izquierda a derecha, Ramón Solé (Matt), Sergio Morales (Polartec), Michel Gogniat (Ternua), Eduard Celades (Lafuma), Salvador Martínez (Campo Base), y Oskar Aguiriano (Patagonia).

(9-6-2011). Algunos de los proveedores de la industria del outdoor más comprometidos con el medio ambiente explicaron ayer en el transcurso de una mesa redonda en la Outdoor Week del Barcelona Moda Centre sus políticas de sostenibilidad y coincidieron en la dificultad de lograr que el cliente español, por el momento, realice un mayor desembolso por un producto sostenible.

En la mesa redonda, moderada por Salvador Martínez, de la revista Campo Base, participaron Oskar Aguiriano, director comercial de Patagonia en España; Sergio Morales, director comercial de Polartec para España, Portugal, Grecia, América Latina y Oriente Medio; Michel Gogniat, director comercial de Ternua; Eduard Celades, director comercial de Lafuma; Ramón Solé, director general de Matt; y Paulo Castro, general manager de Avery Dennison Rbis en España y Portugal.

En los últimos años, los esfuerzos de las marcas de outdoor por desarrollar procesos de fabricación respetuosos con el medio ambiente y garantizar la reciclabilidad de sus productos se han multiplicado, pero la predisposición del consumidor a pagar un plus por un artículo producido según estos criterios no es tan alta como en otros países europeos o EE.UU. “Es una cuestión cultural. En España no tenemos interiorizado el parámetro medioambiental y nos consideramos ecológicos hasta que nos vemos en la situación de tener que pagar más por un producto fabricado conforme a prácticas respetuosas con el entorno”, valoró Oskar Aguiriano. También Eduard Celades comentó que en la actualidad, en el caso español, el precio y el diseño tienen más peso en la decisión de compra que los criterios de sostenibilidad.

Michel Gogniat señaló que “muchas veces no podemos trasladar el coste de nuestras acciones al consumidor final y tienes que renunciar a vender a un cierto nivel de precio que implicaría dejar de usar unos determinados tejidos. Nuestra obligación social es ser rentables”. En este sentido, Sergio Morales anució que Polartec, que recientemente decidió que toda su producción en EE.UU. pasara a hacerse con poliéster reciclado, más caro que el virgen, ha asumido la diferencia de precio para mantener el coste a sus clientes. “Hemos detectado que hay países más concienciados que España, pero también vemos una apuesta muy clara de algunos fabricantes por la sostenibilidad y el reciclado”, añadió.

Compromiso más allá del marketing
Las marcas presentes en la mesa redonda defendieron que sus políticas de sostenibilidad no se limitan a una estrategia de marketing e imagen. Eduard Celades aseguró que Lafuma “piensa que el marketing va por otro lado y realiza una gran inversión en que los productos sean respetuosos con el medio ambiente, pero sin embargo comunica muy poco estas acciones”.

“Todos los pasos para conseguir bondades en nuestro sistema para gastar y contaminar menos son positivos, pero seguramente no se puede hacer todo de golpe, es también una cuestión de concienciación social”, concluyó Ramón Solé.




No hay comentarios

Añade el tuyo