MONTAÑA

¿Aún no tienes plan para el Puente de la Inmaculada?

Ascenso al Toubkal, el techo del Atlas marroquí

(29-11-2011). Cinco días de desconexión, un ascenso de 4.167 metros de altitud, pasando por valles marcados por un paisaje inolvidable, choque cultural, convivencia, aventura y confort. Todo esto es lo que ofrece la empresa Todo Vertical para el Puente de la Inmaculada en una ascensión al Toubkal, en plena cordillera del Atlas.

“Diseñada para los momentos en los que vivimos; interesante, rápida y económica”, así describe el director de Todo Vertical, Jonás Cruces, la ascensión que proponen al Jbel Toubkal, la montaña más alta del Atlas Marroquí. Se trata de una ascensión de 4.167 metros de altitud dirigida a personas iniciadas en la montaña para la que no es necesario tener un gran nivel físico ni conocimientos técnicos.

“Todos aquellos que, por ejemplo, hayan ascendido un 2.000 o 3.000 en España ya pueden acceder a este trekking. Para que os hagáis a la idea es como subir al Kilimanjaro. No es una ascensión de alpinismo sino que es una ruta fácil para la que no es necesario ir cordado”, explica. Eso sí, aquellos que se animen, han de tener en cuenta que es necesario tener una forma física aceptable.

Requisitos
Practicar deporte con regularidad, estar mínimamente familiarizado con la montaña y tener ganas de vivir una aventura llena de experiencias son los requisitos fundamentales para formar parte de esta actividad. “Nos encontraremos nieve, esto hace la ascensión más divertida y por ello necesitamos crampones y piolet. Por otra parte, en cuanto a la altitud no hay problema porque aunque estemos hablando de 4.000 metros, no se notan síntomas de altitud”, apunta Cruces.

Cinco intensas jornadas que permitirán al grupo desconectar y disfrutar de una experiencia inolvidable marcada por la aventura y el choque cultural: “Entraremos en contacto con los bereberes un pueblo hospitalario con costumbres y tradiciones muy distintas a las nuestras”.

Programa
“La previsión es dedicar el primer día al viaje en avión a Marrakech y al traslado en coche desde la ciudad a Imlil, una aldea a 1.740 metros de altitud. El segundo día iniciaremos la ruta y llegaremos al refugio de Toubkal-Netler a unos 3.206 metros de altitud. Un recorrido que haremos en entre 5 y 7 horas”, explica Jonás Cruces, quien habla de “un paisaje sorprendentemente verde que discurre entre aldeas que jalonan los valles, lugares sagrados, ríos… Además, en invierno la luz es preciosa, el contraste con el naranja de la arenisca, la nieve, etc.”.

Y llega el día clave, el tercero, cuando el grupo, de entre 6 y 10 personas, ascenderá a la cumbre del Toubkal, que es la de mayor altitud de la cordillera del Atlas de Marruecos y de todo el norte de África. “Desde la cumbre la vista sobre los otros cuatro miles que rodean es magnífica”. Este mismo día está previsto descender y regresar a Marrakech donde los participantes podrán disfrutar de una noche en un confortable hotel y un día libre para disfrutar de esta ciudad interesante y llena de encanto.

Un programa intenso en el que es posible vivir una experiencia única que rompe con la rutina. Deporte, cultura y aventura y convivencia son los factores que hacen de esta propuesta una apuesta por la desconexión total. “Un verdadero descanso psicológico”, así describe Jonás Cruces el objetivo de esta ruta que permite a los participantes compartir unos días con personas que tienen un mismo objetivo. “otro tipo de convivencia, cultura, comida, paisajes… además es un viaje cómodo ya que nosotros nos encargamos del material y de todo lo necesario”. La persona que se una al grupo sólo tiene que traer ropa de abrigo y ganas de pasárselo bien. Una propuesta interesante para cargar pilas en poco tiempo pero que permite grandes descubrimientos.

Más información: http://www.todovertical.com


No hay comentarios

Añade el tuyo