MONTAÑA

Consejos de Toni Duart, responsable de Nordic Walking Series

Nordic Walking para diabéticos

(foto: GysSport)

Los beneficios de la práctica de Nordic Walking para las personas que padecen diabetes son muchos. Además, al tratarse de una actividad física de resistencia aeróbica suave, puede ser practicada por cualquier persona.

La práctica de Nordic Walking puede ser muy beneficiosa para los diabéticos ya que “esta actividad hace disminuir la glucosa plasmática y, como consecuencia, mejora la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad”. Así lo explica Toni Duart, responsable de la empresa Nordic Walking Series, quien añade que “ante una práctica prolongada de marcha nórdica, el organismo disminuye la secreción de insulina y ello facilita la producción hepática de glucosa, la cual pasará a la sangre para que desde allí la utilice el músculo. Por ello, las personas diabéticas deberán adaptarse reduciendo la dosis de insulina, para lograr el mismo efecto evitando así la hipoglucemia”.

Precauciones a tener en cuenta

Ante la pregunta por si es necesario que las personas diabéticas tengan algún tipo de precaución a la hora de practicar Nordic Walking, Toni Duart afirma que “sí, hay que prevenir la hipoglucemia y para ello es importante ingerir hidratos de carbono antes de iniciar la actividad”.

Por otra parte es importante que el paciente sepa reconocer la hipoglucemia y tratarla de inmediato. Y para más precaución, Duart aconseja que no se practique la actividad en solitario: “Hacerlo en compañía es una excelente precaución, ante cualquier complicación”.

Pacientes tratados con insulina

Los pacientes tratados con insulina deben tener en cuenta, además de los aspectos mencionados anteriormente, otras precauciones como “programar el ejercicio evitando las horas que coincidan con el máximo efecto insulínico e inyectar la insulina en la zona abdominal y evitar las partes del cuerpo que participan de forma más activa en el ejercicio”.

Asimismo incide en la importancia de “valorar la necesidad de reducir (2-4 UI) la dosis administrada antes de un ejercicio intenso” y, por último, “programar la realización de un mayor número de autoanálisis de glucemia capilar”. Además, Duart explica que “hay que tener en cuenta que el efecto del ejercicio intenso o prolongado sobre el metabolismo de la glucosa puede mantenerse durante varias horas y ser causa de hipoglucemias tardías y nocturna, por lo que sería prudente indicar en ese día análisis de glucemia capilar antes de acostarse”.

Así la práctica de este deporte, siempre que se haga de manera prudente y bajo la supervisión médica es no solo compatible sino que aporta beneficios a nivel físico a las personas con diabetes.

Más información: www.nordicwalkingseries.com/es


Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Publicar un nuevo comentario.