MONTAÑA

Frontera Verde nos propone una ruta para caminar en familia este otoño

Senderismo en el bosque Peloñu, uno de los mayores hayedos de España

(16-10-2012). Integrado en el Parque Natural de Ponga, el  Bosque de Peloñu es el  hayedo más emblemático de  Asturias y uno de los mejor conservados de la Península Ibérica. Así lo asegura Juan Feliz, responsable de la empresa  Frontera Verde, quien recomienda una ruta por este impresionante espacio, apta para disfrutar en familia.

Un recorrido sencillo, ideal para desconectar rodeados de un paisaje natural, es la propuesta que nos hace el responsable de la empresa Frontera Verde, Juan Feliz. “En el Bosque de Peloñu se encuentra representada toda la fauna de la montaña asturiana”, explica, “aquí está más que constatada la presencia del oso y el lobo, así como importantes poblaciones de rebecos, jabalíes y venados. En cuanto a las aves, destaca la presencia de especies en peligro de extinción como el urogallo, el pito negro y el mediano”.

Actividad familiar
El recorrido es perfecto para realizar con niños, siempre que estén acostumbrados a andar. Y es que se trata de un itinerario que transcurre por una pista amplia, sin grandes desniveles y bien señalizada. “Se trata de una propuesta que puede variar dependiendo de la forma física y las ganas de andar de cada grupo de excursionistas. Se puede recorrer todo el bosque, en total unos 10 kilómetros, u optar por dar un paseo más corto”, apunta el responsable de Frontera Verde.

El otoño es uno de los mejores momentos para realizar esta actividad ya que el colorido que adquiere el paisaje es impresionante. Eso sí, Juan Feliz recomienda tener precaución y no optar por empezar a andar por la tarde ya que “se hace de noche en seguida y es fácil perder el camino de vuelta”.

Punto de salida
“La mejor opción es empezar la ruta en la Collada Llomena, que es el punto más alto de la carretera que une San Juan de Beleño y Viegu”, aconseja Juan Feliz. “En este punto –continúa- hay un parking donde dejaremos el coche y comenzaremos a andar”. Los excursionistas tendrán que tomar una desviación a la derecha e iniciarán la ruta por una pista bien señalizada.

El recorrido por el bosque es lineal y sorprenderá a los que se animen a hacerlo por su gran riqueza vegetal. Más de 200.000 ejemplares de hayas, robles y acebos conforman este bosque y configuran un paisaje único. Siguiendo la pista forestal, los excursionistas llegarán al Roblón de Peloñu, uno de los puntos de interés del itinerario según Juan Feliz, quien explica que “una vez en este punto se puede seguir adelante o regresar por el mismo camino”.

En total si se opta por hacer la ruta larga y recorrer todo el bosque, los excursionistas tardarán unas 6 horas en realizar el recorrido, una experiencia que seguro, no decepcionará.

Más información: www.fronteraverde.com


No hay comentarios

Añade el tuyo