MULTIDEPORTE

En el primer trimestre del año 
las ventas al exterior bajaron un 5,3%

La crisis textil se acentúa con una fuerte caída de las exportaciones

Además, el sector siguió perdiendo empleos y actividad productiva

(14-5-2008). La industria textil española ha visto acentuada su crisis en el inicio de este año, tras producirse una inesperada caída de las exportaciones, que en el periodo de enero a marzo bajaron un 5,3%. Los últimos datos de coyuntura del Centro de Información Textil y de la Confección muestran evoluciones muy negativas, tanto en el empleo, como la producción.

La situación sólo resulta comparable a la registrada en los primeros meses de 2005, año en el que se produjo la apertura de los mercados internacionales y en el que entraron de forma masiva los productos chinos.
Hay que recordar que el sector textil español terminaba 2007 mostrando una cierta recuperación. Aunque seguía habiendo un descenso de la producción y del empleo, las exportaciones se reactivaron y subieron un 6,2%, rompiendo un largo periodo de estancamiento.

Lejos de confirmar esta tendencia, los primeros datos de 2008, correspondientes al primer trimestre, muestran un cambio a peor. Las ventas de productos textiles al extranjero bajaron un 5,3%, mientras que las importaciones tuvieron un aumento del 2,5. Esta situación se tradujo en una pérdida continuada de puestos de trabajo y el número de afiliados a la Seguridad Social bajó un 7,7%. Asimismo, la producción descendió en torno al 4,5%.
El primer trimestre del año es el que suele ofrecer peores resultados, ya que se trata de una época de escasa actividad. Hay que señalar, no obstante, que el balance de estos primeros meses de 2008 se ha podido ver agravado por otra circunstancia igualmente negativa: con el inicio de este ejercicio se levantaban las últimas restricciones que existían para la entrada de textiles chino. Una serie de productos asiáticos que todavía estaban sometidos al sistema de cuotas, pueden entrar con absoluta libertad en los mercados españoles y europeos.
El sector textil español vive inmerso en una fuerte crisis desde hace cinco años. Esta situación viene motivada por la conmoción registrada en los mercados internacionales a causa de la apertura total de las fronteras. La entrada masiva de textiles más baratos procedentes de Asia, especialmente de China, ha provocado una caída de las exportaciones y un descenso general de la actividad. En los últimos tres años, el sector viene perdiendo una media de unos 20.000 empleos al año.
Para frenar las consecuencias de esta recesión, el Gobierno central y la Generalitat Valenciana han puesto en marcha planes de ayuda a las empresas y de recolocación y prejubilación para los trabajadores.


No hay comentarios

Añade el tuyo