MULTIDEPORTE

Open Camp cierra hasta conseguir nueva financiación

open camp

(2-8-2017). El parque temático del deporte Open Camp, que se abrió en junio de 2016, cerró sus puertas el pasado 31 de julio. Las deudas han llevado a los impulsores del proyecto a clausurar las instalaciones y despedir a 79 empleados, tras descartarse un rescate municipal exprés durante el preconcurso de acreedores.

Open Camp ha anunciado que cierra “temporalmente” a fin de buscar en los próximos dos meses “la financiación necesaria para volver a abrir en otoño”. Señala que necesita hallar nuevos inversores para publicitar más el parque, que ha ido incrementando visitantes “de manera progresiva” desde su estreno en junio de 2016 pero todavía es poco conocido entre la ciudadanía y los turistas. La inyección de capital podría enmarcarse tanto en una línea de crédito como en la ampliación del accionariado.

Según publica La Vanguardia, los grupos de más de 50 participantes que tenían reservas formalizadas para este agosto podrán, previa demanda, realizar dos de la veintena de experiencias que hasta ahora ofrecía el parque. Así, todavía podrán utilizar el simulador de futbol Open Match e interactuar con el Open Olympic.

Durante el periodo que ha estado de funcionamiento, ha recibido 1,09 millones de visitantes. Actualmente los principales usuarios, reconocen, son “colectivos escolares y familias”, que en muchos casos disponen de descuentos y precios por grupo. El parque vendía cada día de apertura unas 750 entradas a un precio medio de 12,5 euros, aunque el tíquet estándar de adulto costaba 20 euros.

El estadio tiene más de 1.200.000 visitantes al año, pero solo el 13% aproximadamente entra en Open Camp. Cuando hay conciertos o grandes eventos en el Anillo Olímpico –y durante los días de preparativos y desmontaje–, el parque no está autorizado a abrir. Trabajadores y empresa han acordado “suspender temporalmente” los contratos de los 53 puestos de trabajos directos y los 26 indirectos de Open Camp, a fin de recuperarlos de forma inmediata en caso de reabrir este otoño.

Al dar a conocer su situación económica este julio, Open Camp recriminó duramente al consistorio el escaso apoyo político a la divulgación de esta nueva oferta de ocio en Montjuïc. Tras las reuniones mantenidas en las últimas semanas, los promotores del proyecto han suavizado su postura y destacan “la buena predisposición y sintonía que, en estos últimos días ha mostrado el Ayuntamiento de Barcelona para flexibilizar y adecuar a la realidad las exigencias establecidas inicialmente sobre la base de una previsión de ingresos mucho mayor”.

No obstante, Open Camp sugiere que la reapertura queda condicionada a “un nuevo marco de relaciones con el Ayuntamiento” que “facilite la búsqueda de financiación y la reinversión”. El director general, Paco Medina, ha explicado en rueda de prensa que espera que el consistorio potencie el parque como “proyecto de ciudad, único en el mundo” y se avenga a una “promoción conjunta” de las actividades que ofrece.


No hay comentarios

Añade el tuyo