MULTIDEPORTE

Entretenimiento 3.0 y actividad física infantil

¿Promovemos el sedentarismo de nuestros hijos?

Child with Tablet PC

La era digital ha modificado sustancialmente el ocio de los más pequeños y numerosos expertos alertan de riesgo como el sedentarismo infantil. No se trata de que apartemos a los niños de los ordenadores, las tabletas o los teléfonos inteligentes pero sí de que les animemos a compaginar esos 'juguetes' con la práctica de deporte.

(19-10-2016). Cada vez más niños pasan más horas frente a una pantalla en vez de jugando o haciendo deporte. ¿En qué medida los padres, con nuestra actitud, promovemos que la consagración de los hábitos digitales refuerce el sedentarismo infantil?

El mundo virtual ha cambiado por completo la infancia de las nuevas generaciones. Así, la gran mayoría de niños y niñas son atraídos por la irrupción de las tecnologías: Juegos virtuales, redes sociales y acceso a Internet, todo en la palma de su mano. Presionados, por un lado, por los medios de comunicación -que ya no buscan la atención de los progenitores, sino directamente la de los hijos- y, por otro lado, por el entorno escolar y familiar; los pequeños crecen con el deseo de tener aquello que todos tenemos en el bolsillo, es decir, el móvil, así como de hacer la mayoría de actividades a través de él: jugar, explorar, etc.

EN ‘COMPAÑÍA’ DE UNA PANTALLA

Hoy, los niños pasan más tiempo en casa solos delante de una pantalla –ya sea una tableta, un móvil o un ordenador- que corriendo por la calle con sus amigos o haciendo actividades físicas con su familia. La sobreestimulación a la que se encuentran sometidos por el entorno digital, les hace perder interés por el mundo real.

En base a ello, ¿dónde quedan el escondite o los sprints hasta el otro lado de la calle? Bienvenido, sedentarismo infantil.

DIVERSIÓN DIGITAL

La principal diversión de los jóvenes de hoy viene en formato digital y es inmediata, cómoda, fácil y muy estimulante. El peligro está cuando estas ventajas se transforman en hábitos que los niños asimilan en pautas de comportamiento y en modelos de relación.

Las consecuencias de ello son  visibles a nuestros ojos: se diluye la cultura del esfuerzo, no hay paciencia; y esas carencias también se observan en otros ámbitos como el colegio.

Además, frente a ese sedentarismo infantil, se constata que se empapan de la inmediatez del mundo virtual y la exigen en el mundo real: ¡Todo tiene que ser al momento, ahora mismo! Lo cual les acentúa la ansiedad y, consecuentemente, la frustración si no ven cumplidas sus expectativas de modo ipso facto.

PADRES ‘ENTRENADORES’

Ante este entorno y sus circunstancias, los padres deben reaccionar. No hacerlo sólo propiciará que arraiguen en sus hijos los comportamientos citados. Los cuales, entre otros efectos, promoverán el sedentarismo infantil.
Por eso, es recomendable tomarse la educación de nuestros hijos como si fuéramos sus entrenadores y les estuviéramos preparando para su primera carrera. Esto implica pautas, objetivos, trabajo previo, constancia, tener paciencia y disfrutar del resultado final por todo el esfuerzo invertido, independientemente de si se ha logrado el objetivo. Si nos fijamos,  ¡ese es el mismo proceso que desarrollamos cuando nos entrenamos nosotros!

HÁBITOS SALUDABLES

Es en este punto donde entra la responsabilidad de los padres y el cumplimiento de las normas para educar a los hijos con hábitos saludables. Esto es correr, o simplemente participar en juegos que impliquen actividad física y relacionarse con otros niños. Además sabemos que lo críos actúan imitando a los mayores y esa es una baza a favor de los padres que conviene aprovechar.

RUNNING FAMILIAR

Es importante que los niños se acostumbren a hacer deporte desde pequeños. La clave reside en la actitud de los padres. De hecho, es la principal herramienta para provocar ese cambio dentro del hogar y sembrar patrones de comportamiento vinculados a hábitos saludables en nuestros hijos.
Una estupenda iniciativa para llevar a la práctica esa tarea son las carreras populares en su versión mini. En ese sentido, cada año hay más organizadores que apuestan por ellas. Arcadi Alibés, periodista de deportes en TV3 y maratoniano habitual en muchas competiciones, explica su caso: “Nosotros aprovechamos las carreras en las que voy y que tienen una versión infantil para llevar a mi hija. Le gusta porque ha visto siempre el ambiente de carreras, aunque es poco competitiva. Supongo que es lo que toca a los cinco años”.

Según añade Alibés, su hija  “corre tranquilamente, queda de las últimas y no le importa”. El periodista asegura que “no pienso forzarla. Si le gusta perfecto, y sino que haga otra cosa. También hace natación una vez a la semana”.
Arcadi Alibés concluye que: “creo que es importante que los niños se acostumbren a hacer deporte desde pequeños”.
La experiencia descrita por el periodista de TV3 nos permite deducir que si disfrutamos corriendo y sabemos que es beneficioso para la salud, ¿por qué no corremos con nuestros hijos y les transmitimos todo lo bueno que nos aporta?
Es importante , sin embargo, tener presente el apunte de Alibés sobre la presión. En ese sentido, debe prevalecer el animarles sobre el presionarles u obligarles. Porque animarles siempre será la más buena de las opciones. Y debemos entender que aunque también les pueda gustar correr, igual prefieren hacerlo tras un balón o sobre unos patines.
Esa puede ser su opción y nuestra responsabilidad será que puedan practicarla y disfrutarla.


No hay comentarios

Añade el tuyo