NIEVE

El actor se prepara para participar en su primer medio Ironman

Santi Millán: “En las pruebas de resistencia hay que saber aguantar los achuchones”

(12-9-2012). Después de enfrentarse en el mes de mayo a la prueba de ciclismo Milenio Titan Desert, el actor Santi Millán vuelve a enfrascarse en un reto deportivo y esta vez para enfrentarse nada más y nada menos que a un medio ironman. De la mano de la empresa Bioiberica Sport Nutrition, Santi competirá el próximo 23 de septiembre en el Extreme Man by Artroactive de Menorca, hazaña para la que está siguiendo un completo plan de entrenamiento, del que nos desvela algunas pinceladas, junto a sus expectativas para la prueba e incluso si se siente un ‘hombre extremo’.

Bajo el reto Inmunoactive ‘¿Puede una persona normal convertirse en triatleta?’, Santi Millán intentará completar el próximo 23 de septiembre los 113 km de la prueba (1,9 km de natación, 90 km de bicicleta y 21,1 de carrera a pie), demostrando de lo que puede ser capaz una persona con un entrenamiento disciplinado y responsable.

Para conseguir el reto Inmunoactive sigues un plan de entrenamiento estructurado en 15 semanas y más de 200 horas. ¿Qué está siendo lo más duro de este entrenamiento?
Es un plan bastante intenso y enfocado a preparar la prueba y cada una de las tres disciplinas. Hay días duros y otros más suaves. Los días más duros son los que combinas dos disciplinas y haces series fuertes. Sólo ver la rutina programada para el día en cuestión ya cuesta.

Además de ejercicio físico, el plan de entrenamiento también incluye una dieta específica. ¿En qué consiste?
Es una dieta normal, diseñada para controlar el desgaste del cuerpo. Cada día gasto unas 2.000 calorías y debo tomar alimentos que me permitan obtener energía y controlar la pérdida de peso.

El reto consiste en preparar a una persona normal, que no haya hecho demasiado ejercicio en su vida, para participar en una prueba de resistencia, pero haciéndolo con cabeza. Hay un hecho que yo desconocía, y que probablemente mucha gente desconoce, y es que cuando haces un entrenamiento constante y con volumen, las defensas del cuerpo descienden. Es necesario tomar alimentos y complementos nutricionales como Inmunoactive que refuercen el sistema inmunológico para poder seguir entrenando, porque lo peor que te puede pasar cuando estás inmerso en un plan de entrenamiento y has cogido una rutina, es que un resfriado o una lesión te obligue a parar.

El atleta Josef Ajram te está acompañando y asesorando en el entrenamiento. De los consejos que te haya podido dar, ¿cuál es el que más valoras?
Hay un consejo que normalmente la gente no aplica cuando se inicia en este tipo de competiciones y que es muy importante: descansar. Las personas, sobre todo los hombres, somos impulsivos y tendemos a pensar que cuanto más hagamos, mejor. A menudo pensamos que no entrenar un día es malo pero, al contrario, es necesario dejar al cuerpo asimilar el ejercicio y dejarlo descansar. Se debe saber escuchar al cuerpo.

En mayo competiste en la Milenio Titan Desert. ¿Crees que esta experiencia te puede ayudar a completar el nuevo reto?
En las pruebas de resistencia influye un factor psicológico importante y el hecho de haber participado en la Milenio Titan Desert me aporta ese plus, esa preparación mental de saber que habrá momentos duros y que necesitarás sobrellevarlos si quieres continuar. Existen momentos en la prueba en los que la cabeza dice basta y tu cuerpo te pide parar. Si logras pasar esa barrera, es muy posible que te recuperes y vuelvas a estar a tope. Hay que saber aguantar los achuchones.

¿Qué otra conclusión sacaste de la Milenio Titan Desert?
Que es muy importante dosificarte en las pruebas de larga distancia e ir de menos a más, tomárselo con calma. En el Extreme Man el podio lo tengo descartado (lo digo para que se confíen mis contrincantes –risas-). En serio, en realidad compites contra ti mismo y contra el objetivo que te has marcado.

Y ¿qué objetivo te has marcado para la prueba?
Mi ilusión es acabar por debajo de las 6 horas. También sería importante no ahogarme en la natación, que sería muy triste, ni quedar el último, para que no me reconozcan (risas).

¿Qué es lo que más te atrae del Extreme Man en el que vas a competir?
Hay muchos aspectos. El ambiente, por ejemplo. Es de destacar que a pesar de ser una prueba dura, se respire un ambiente lúdico. Además, al ser una prueba combinada es más entretenida porque compites en tres disciplinas distintas. Y el paisaje también es un privilegio. Este verano he estado de vacaciones allí y me encanta. Bueno, también he estado reconociendo el terreno y buscando atajos, pero no he encontrado ninguno (bromea).

¿Qué tiene Santi Millán de ‘extreme man’?
La inconsciencia. Si lo piensas dos veces, no lo haces. Pero en realidad se trata de una satisfacción ver que eres capaz de hacer algo que seis meses antes era impensable.

Una vez pase el 23 de septiembre, ¿has pensado ya tu próximo reto deportivo?
Sí, una vez has llegado aquí el cuerpo te pide más. Hay carreras de bicicleta en mente y en un futuro completar un Ironman es algo que me gustaría hacer. Pero es muy duro así que iremos paso a paso.

A este paso cambiarás tu profesión de actor por la de deportista…
A estas alturas tengo complicado hacerme deportista de élite. Aunque me haría ilusión ir a los Juegos Olímpicos de Brasil, creo que me ha pillado mayor (bromea).

Para acabar, ¿qué le aconsejarías a una persona que quiera iniciarse en pruebas de larga distancia?
Que no sea obsesivo, ni impulsivo. No permitir que algo con lo que disfrutas se convierta en una losa. Hay que ser progresivo e ir disfrutando del proceso, de los entrenamientos.


No hay comentarios

Añade el tuyo