Quantcast
cabecera
Hemeroteca :: Edición del 25/07/2013 | Salir de la hemeroteca
103/745

Los consejos del principal fabricante español de calcetines técnicos deportivos, Lorpen

Cómo cuidar los pies

Última actualización 11/11/2011@14:10:52 GMT+1
El principal fabricante español de calcetines técnicos deportivos, Lorpen, expone en este artículo todos aquellos aspectos que el deportista debe tener presente para cuidar sus pies. Los responsables de Lorpen aseguran que unos pies cuidados optimizan el rendimiento.
La regla básica para el cuidado de los pies es lavarlos diariamente, cambiar el calzado con frecuencia y mantenerlos secos. Y por supuesto, cortar las uñas adecuadamente para evitar que se nos claven.

Cremas hidratantes
También es recomendable utilizar alguna crema hidratante específica para el pie. De esta forma conseguimos que la piel tenga una elasticidad adecuada, evitando futuros problemas.

El calcetín, crucial para optimizar el calzado
En travesías y ascensiones, es imprescindible utilizar calcetines en buen estado, que ajusten bien, que no aprieten, y que no tengan grandes costuras. Es contradictorio invertir en un buen calzado y llevar unos calcetines a punto de agujerearse o que van muy holgados y apenas aprietan (formando bolsas). El calcetín es un elemento fundamental en nuestra comodidad y en caso de que no quede perfectamente ajustado al pie, seremos más susceptibles de sufrir ampollas y rozaduras.

Después del ejercicio
Después de hacer ejercicio se recomienda relajar los pies con baños de agua fría, luego caliente y finalmente fría, secarlos bien y aplicar después una crema defatigante e hidratante. Estos baños sirven para estimular la circulación, ya que el frío es un vasoconstrictor de arterias y venas, y el calor un vasodilatador. Con estos baños, al estrechar y dilatar las venas, estamos haciendo una gimnasia vascular.

Las principales amenazas
Cuando realizamos deportes al aire libre tales como senderismo, montañismo, alpinismo, escalada o esquí, nuestros pies se ven sometidos durante horas a un gran esfuerzo. Si el ejercicio es prolongado, la acumulación de sudor en la piel del pie afecta negativamente a nuestras extremidades y, en consecuencia, a nuestro rendimiento:
  • Surge la molesta sensación del "pie cocido", que nos incomoda al caminar, transformando la excursión en algo agotador e interminable.
  • La piel húmeda del pie es el lugar más propenso para la aparición de bacterias y su multiplicación, provocando un desagradable olor que se percibe al finalizar la actividad y descalzarnos.
  • Dichas bacterias terminan frecuentemente convirtiéndose en antihigiénicos hongos (pie de atleta).
  • Un pie sudado y recalentado es mucho más proclive a sufrir molestas rozaduras y a generar dolorosas ampollas.
  • Un pie sudado y, en consecuencia, un calcetín empapado, hace que sintamos mucho frío en los pies cuando la temperatura exterior es baja. En verano, por el contrario, el pobre pie se "asa de calor".

Estrategias de prevención
Los callos se producen por un exceso de crecimiento de la capa córnea (última capa de la piel), debido a una fricción o sobrecarga continua. Para prevenirlos hay que eliminar la causa de la presión o el roce. Es indispensable el uso de calzado y calcetines cómodos y apropiados. Mantener bien hidratados los pies con cremas específicas también contribuye a reducir las durezas y evitar su aparición.

Las ampollas se forman debido a la fricción y al roce contra otras superficies, lo que provoca un recalentamiento de los tejidos. Para prevenirlas hay que asegurarse de que tanto el calzado como el calcetín tienen un ajuste correcto, sin que el pie “baile” dentro de ellos.

Las durezas son fragmentos de piel dura y engrosada que producen dolor y sensación de quemazón por la presión de las fibras nerviosas. Se pueden prevenir realizando un cuidado regular de los pies: exfoliar para eliminar la piel muerta al menos 2 veces por semana y mantener la piel hidratada a diario.

El mal olor en los pies es consecuencia de las altas temperaturas y la falta de ventilación, que provocan que el pie sude y en consecuencia sufra un exceso de humedad. Si esta humedad no se retira o se combate, el sudor entra en contacto con las bacterias naturales de la piel que se descomponen y acaban causando el mal olor.

Tecnologías como Trilayer de Lorpen han logrado solventar este desagradable problema tan frecuente tras horas de marcha por la montaña.

Si deseas ver un video con consejos sobre cómo masajear los pies, clika a continuación: http://www.lorpen.com/consejos_y_cuidados_del_pie.asp
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
103/745
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Danos tu opinión



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de cmdsport
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de cookies

CMD :: Plaça Catalunya, 14; 1r- 1ª 08750 Molins de Rei (Barcelona) España Telef: +34 93 680 11 11
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.2.0.1