RUNNING

Alimentos con propiedades curativas

Qué comer para recuperarse más rápido de una lesión

alimentacion nutrición-lesiones

(9-11-2016). ¿Pueden ciertos alimentos ayudar a curar lesiones musculares y articulares? Los dietistas-nutricionistas, Álex Pérez de Ergodinámica Clínica y Cristina Lafuente de Alimmenta, nos lo explican.

En el año 460 a.C. nació el fundador del primer sistema médico, Hipócrates, que lanzó un aforismo plenamente vigente hoy en día: “Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento”. Desde hace siglos, nos hemos preocupado por conocer alimentos que nos ayuden a prevenir enfermedades o lesiones. ¿Pero qué ocurre cuando ya estamos lesionados? ¿Hay alimentos con propiedades curativas?

¿EXISTEN LOS ALIMENTOS CURATIVOS O SON SÓLO UN MITO?

Cristina Lafuente, dietista-nutricionista de Alimmenta aclara que “más que un alimento existen una serie de hábitos que ayudan a prevenir y/o curar lesiones. De entre estos hábitos, la alimentación es importante y además existen ciertos nutrientes que potencian la curación, pero sin el resto de hábitos o el global de la alimentación no servirían de nada.”

Existen ciertos nutrientes que potencian la curación pero sin el resto de hábitos o el global de la alimentación no servirían de nada

En la misma línea responde Álex Pérez, nutricionista-dietista de Ergodinámica Clínica: “Alimentos curativos no hay. Sí que los alimentos pueden ayudar a facilitar los recursos que tiene el cuerpo para poder sobreponerse o solucionar una lesión. De hecho, hay una serie de nutrientes que son eficaces de cara a ayudar a subsanar una lesión”. ¿Cuáles son?

LA ESTRATEGIA NUTRICIONAL

Para poner remedio a las lesiones más frecuentes de los runners, las de tipo articular y muscular, debemos variar nuestra alimentación. “La estrategia nutricional se debe basar en asegurar una ingesta energética suficiente y en un consumo adecuado de vitaminas C (cítricos y kiwi), antioxidantes (frutas, verduras, aceite de oliva, aguacate), omega 3 (pescado azul, nueces) y proteínas (carne, pescado, huevos, lácteos)”, explica Cristina Lafuente.

De esta ingesta, remarca Pérez, “el omega 3 es esencial para el organismo, ya que tiene unas propiedades antiinflamatorias muy importantes”. Como se ha explicado antes, el omega 3 se concentra por un lado en pescado azul (boquerón, sardina, salmón y atún) -a consumir unas dos veces por semana-, y por otro lado en alimentos vegetales como las nueces, que “con 30-40 gramos al día es suficiente”, puntualiza Pérez.

alex-perez-cristina-lafuente alimmenta nutricion ergodinámica

Los dietistas-nutricionistas Álex Pérez de Ergodinámica Clínica y Cristina Lafuente de Alimmenta nos cuentan qué alimentos tienen propiedades curativas.

HERIDAS, ROTURAS FIBRILARES Y LESIONES ÓSEAS

Pero si lo que necesitamos son alimentos que nos ayuden a cicatrizar heridas debemos buscar la vitamina C. ¿Dónde la encontramos? En frutas y verduras frescas, especialmente en los cítricos y el kiwi, detalla Cristina Lafuente. Lo mismo recomienda en caso de roturas fibrilares y tendinitis. En cambio, “para lesiones óseas añadiremos también calcio y vitamina D”.

La piña y la papaya tienen una capacidad antiinflamatoria y analgésica

Otra recomendación para ayudar a reducir la sensación de dolor que puede ser útil, explica Pérez, “son la piña, que contiene bromelaína, y la papaya, con papaína, dos substancias que incluso se pueden aplicar a nivel de suplementación deportiva, ya que tienen propiedad antiinflamatoria y analgésica”. También remarca la importancia del producto fresco, ya que “no es lo mismo un zumo preparado de piña, que la piña natural”.

MANTENER UNA BUENA HIDRATACIÓN

Ahora que ya conocemos cuáles son los productos recomendados con efectos curativos, no podemos olvidarnos de algo que también es esencial en la recuperación después de la práctica deportiva: Mantener una buena hidratación. Pero ¿por qué es tan importante?

Tal como expone Pérez, “la deshidratación favorece las lesiones por diferentes motivos. Correr deshidratado o hacer un esfuerzo deportivo fuerza las articulaciones y nos hace perder agilidad. A nivel muscular, en una sobrecarga o un sobreesfuerzo, es más fácil que un tendón, un músculo o un ligamiento se lesionen porque pierden elasticidad. A veces no se da a la hidratación la importancia que tiene, puesto que es una de las medidas preventivas y de recuperación antes y después de correr más importantes”.

Pérdidas de un 2% del peso corporal aumentan notablemente el riesgo de lesiones musculares

Por ello, el experto recomienda que sigamos un método disciplinario, aunque no tengamos sed, pues la sensación de sed aparece cuando ya hemos empezado el proceso de deshidratación. “Se recomienda beber cada 15-20 minutos. Una persona de peso y altura estándar que corre a buena temperatura necesita 150-200 mm”. Según los datos que facilita Lafuente, “se calcula que pérdidas de un 2% del peso corporal aumentan notablemente el riesgo de lesiones musculares”.

¿LAS BEBIDAS ISOTÓNICAS COMPENSAN LAS PÉRDIDAS?

Esto ocurre porque se pueden perder muchas sales minerales. Pérez añade que “hay que mantener un equilibro entre un sodio bajo y un potasio alto, sobre todo en las carreras populares que duren más de dos horas”. ¿Cómo hacerlo? “Con bebidas isotónicas que compensan las pérdidas que se puedan tener por sudoración”. Aunque señala que estas bebidas “cumplen a nivel de carbohidratos, pero presentan niveles de sodio bastante bajos. No llegar a la cantidad necesaria puede ocasionar calambres o problemas neurológicos como descoordinación, que pueden provocar una zancada que no sea la adecuada o que no tengamos la suficiente rapidez visual para reaccionar”. ¿Entonces es mejor el agua, que la bebida isotónica? “Es mejor una bebida isotónica porque tiene una cantidad de sodio que el agua no tiene”, aclara Pérez.

Es recomendable beber líquidos cada 15-20 minutos

ALIMENTOS NO RECOMENDADOS

Así como hay alimentos que nos pueden ayudar a acelerar el proceso de curación de lesiones en su medida si seguimos unos hábitos de alimentación, también hay algunos alimentos que nos pueden perjudicar. Tal como nos explica Cristina Lafuente estos son “hacer una ingesta energética baja, una ingesta de grasas demasiadas saturadas (alimentos procesados, bollería industrial, carnes grasas, embutidos…) y un bajo consumo en proteínas, fruta y verdura. Por lo que se refiere al alcohol, este nunca es bueno”.

Los suplementos alimenticios como la leucina, la creatina o el omega 3 nos ayudan a potenciar ciertos nutrientes

Asimismo, Lafuente añade que además de todos los alimentos mencionados anteriormente, los suplementos alimenticios también pueden ser útiles, siempre que estén bien formulados y se sigan unos hábitos alimentarios correctos, pues “nos ayudan a potenciar ciertos nutrientes que a veces cuesta alcanzar en las cantidades suficientes con la alimentación, como pueden ser por ejemplo, la leucina, la creatina o el omega 3”.

Para más información:

www.alimmenta.com

https://elpiscolabis.com/


No hay comentarios

Añade el tuyo