Entrevista al corredor de montaña y asfalto Víctor Cerdá

Víctor Cerdá: “En los maratones de montaña y en los de asfalto tienes que imprimir ritmos diferentes”

El próximo reto del atleta de Lurbel es correr toda la provincia de Valencia.

(24-5-2011). Víctor Cerdá (Valencia, 1976) es un corredor especializado en largas distancias, como lo demuestran sus cinco maratones de montaña (cuatro ediciones del Espadán y una del Galarteiz) y sus cinco en asfalto (en Barcelona, Valencia, San Sebastián y Castellón). Este atleta esponsorizado por Lurbel ha participado en el Botamarges de 65 kms, en los 101 kilómetros de Ronda, y en el Maratón des Sables en Marruecos. Ahora se prepara para recorrer toda la provincia de Valencia en sólo tres jornadas.

¿Qué diferencias hay al correr un maratón de montaña y otro sobre asfalto?
Son distintas en el ritmo que debes imprimir a la carrera. También en la orografía del terreno ya que en la montaña te encuentras con pendientes, cuestas, sendas y se ha de realizar un esfuerzo diferente. Regulo las subidas y aprovecho las bajadas para ir más rápido. Además hay que tener en cuenta el terreno en sí. Sobre asfalto todo es liso, pero en montaña encuentras gravilla, piedras y hasta ríos, y te has de ir amoldando a la situación que encuentras en cada momento.

En el Botamarges recorriste 65 kilómetros y 3.000 metros de desnivel positivo. ¿Cómo encaras una prueba así?
Es muy importante controlar el tiempo ya que se trata de carreras que duran 10 o 12 horas. Hay que marcar un ritmo cómodo y cuando en la montaña encuentras subidas fuertes, hay que superarlas andando. Y es imprescindible comer mucho durante toda la etapa.

A esta carrera la supera la de Ronda, con 101 Km. ¿Qué nos puedes contar de ella?
Es una carrera muy bonita ya que tienes 24 horas como máximo para hacerla. Es peculiar, ya que la organizan los legionarios de Ronda y hay varias modalidades entre las que se incluye la bicicleta. En ésta es fundamental hidratarse y alimentarse adecuadamente y no sofocarse demasiado.

¿Y el Maratón de des Sables es la más extrema?
La hice hace un mes y en ella recorres 250 kilómetros, pero es por etapas. Allí lo más duro es la temperatura, que llega a alcanzar los 53º y luego baja a los 8º. En des Sables además has de ser autosuficiente y prever todo lo que necesitarás llevar en la mochila.

¿Cómo preparas los maratones y las carreras de tan larga distancia?
Mi entrenador, Octavio Pérez, que me lleva desde hace un año, me programa todo. Para las competiciones me preparo haciendo mucha montaña y lo compagino con salidas en bicicleta y también con bastante entrenamiento en el gimnasio.

¿Y en cuanto a la alimentación?
Octavio Pérez me indica la alimentación que debo seguir, que incluye mucha verdura, proteínas e hidratos de carbono. Me marca lo que he de comer tanto antes, como durante y después de los entrenamientos y competiciones. Durante las carreras me gusta tomar geles, frutos secos, barritas energéticas y plátanos, por el potasio.

Con Lurbel has comenzado a testar algunos materiales. ¿Tienes otros patrocinadores y colaboradores?
Es muy satisfactoria la relación con Lurbel, ya que doy mi opinión para que las prendas se adapten a cada especialidad, para averiguar cualquier incidencia. Además me permite mejorar la prenda in situ, como hemos hecho en la des Sables de Marruecos. Allí he probado unos calcetines regenerativos con micro partículas y que dieron un resultado excelente. Fui de los pocos que acabaron sin ampollas. También encuentro apoyo en organismos y entidades como ayuntamientos, que colaboran con mis proyectos.

¿Cuáles son tus próximas metas?
De momento, participar en la Iron Man de Lanzarote. Colaboro con una entidad que busca la ayuda a la investigación de enfermedades raras y participaré acompañando a varios integrantes. Y como récord personal espero organizar próximamente un nuevo reto: recorrer la provincia de Valencia en tres etapas de 100 kilómetros cada una en octubre. Ya estoy buscando espónsors.


No hay comentarios

Añade el tuyo