TRAIL RUNNING

Según un estudio de la Universidad de Zaragoza y la Clínica Nasser

Alertan del peligro de las ultra maratones para la musculatura

Los corredores analizados perdieron un 2,62% de peso corporal

Cano_FotoSport_UTGS_2016.2

Las ultra maratones suponen un gran desgaste para la musculatura.

(18-01-2018). Un estudio alerta de los peligros que suponen las ultra maratones para la musculatura, aumentados en el caso que los corredores no tengan una preparación específica para este apartado.

La investigación ‘Entrenamiento físico y rendimiento deportivo’ (ENFYRED), de la Universidad de Zaragoza y la Clínica Nasser, en colaboración con el Gobierno de Aragón, afirma que durante una ultra maratón la deshidratación y la pérdida de la fuerza extensora muscular son las primeras consecuencias para el cuerpo, “con un impacto once veces superior que un partido de baloncesto o el triple que una maratón”.

Para llevar a cabo el estudio, se analizó, el pasado octubre, un total de veinte corredores que participaron en la Ultra Trail Guara Somontano. Una de las “inquietantes consecuencias” proviene de los marcadores hematológicos y bioquímicos recogidos: los los corredores perdieron un 2,62% del peso corporal, debido principalmente a la deshidratación, a pesar de haber bebido un promedio de 10,3 litros de líquido (entre agua y bebidas isotónicas).

Según los investigadores, las consecuencias no fueron mayores para los participantes por las suaves temperaturas, de 14,1 grados, pero podrían haber supuesto daños renales al filtrar la sangre más espesa. Asimismo, “en momentos de gran esfuerzo, los riñones también quedan expuestos a sufrir otras dolencias más complejas como la rabdomiolisis, provocada cuando se produce una rotura del tejido muscular y una consiguiente liberación de CK, una encima localizada en los músculos y que sirve para metabolizar la energía, pero que puede conllevar un riesgo si consigue filtrarse en la torrente sanguíneo y llegar al riñón”, han explicado los impulsores del estudio.

Pérdida de fuerza del tren inferior

Otra de las consecuencias directas observadas ha sido la pérdida de fuerza del tren inferior entre los valores previos e inmediatamente posteriores a la prueba. Los corredores perdieron casi un 30% de la fuerza extensora de la musculatura del cuádriceps, pasando de saltar 26 cm a 18 cm. Es decir, serían incapaces de superar la altura de un bordillo convencional de acera.

Es importante matizar, según la investigación, que esta pérdida de salto vertical medida en plataforma ha sido un 8% menor en los deportistas de mayor nivel (aquellos que superaron la prueba en menos de 17 horas), con un promedio de 21,7 cm (28,8 cm antes de la ultra) nada más finalizar respecto a los 16 cm de altura (23,8 cm antes de la ultra) del grupo de atletas por encima de las 17 horas al terminar la prueba.

Nueve de cada diez runners no se preparan adecuadamente

En una nota, los impulsores de la investigación indican que practicar deporte es muy saludable, pero con cabeza: “Nueve de cada diez runners españoles no se preparan adecuadamente y tres de cada cuatro nunca se han hecho una prueba de esfuerzo. Sin duda, las consecuencias son directas: seis de cada diez corredores españoles sufre problemas de salud, incluidas muertes súbitas”.

“Nuestro objetivo ahora es concienciar sobre la importancia de un estudio metabólico y una preparación física adecuada previos para evitar estos riesgos”, ha comentado Iván Nasser, de la clínica Nasser. Y es que “muchos runners trabajan la fortaleza y la resistencia, pero se olvidan de mejorar la fuerza específica y el trabajo sobre prevención de lesiones. Por eso es necesario desarrollar entrenamientos que ayuden a mejorar la técnica y trabajar la fuerza minimizando el impacto articular para que haya una larga vida deportiva”, ha concluido.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Publicar un nuevo comentario.