TRIATLÓN

El atleta desapareció en 2014

Encontrado en el Teide el cadáver momificado del triatleta Victor Teni

teide

Parque Nacional del Teide, donde desapareció Victor Teni en 2014.

(23-10-2017). Tres años después de su desaparición el día de Año Nuevo de 2014, han sido encontrados los restos del triatleta Victor Teni en una ladera del Teide.

El cadáver, que se encontraba momificado, fue encontrado este pasado sábado por un senderista y se trata de un varón de mediana edad que vestía ropa deportiva. Posteriormente fue rescatado por un helicóptero de la Guardia Civil y efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM), con la colaboración de la Policía Judicial.

La delegada del Gobierno ha confirmado que el cuerpo se corresponde con el triatleta Víctor Teni, quien desapareció en la zona el 1 de enero de 2014. Su estado momificado podría deberse a que justo 24 horas después de su desaparición se produjo una gran nevada, acumulándose grandes cantidades de nieve justo en la ladera donde se ha encontrado el cuerpo.

Según una información de ‘El Día’ publicada un año después de los hechos, el triatleta tinerfeño Víctor Teni desapareció el día de Año Nuevo de 2014 cuando entrenaba en la ruta del Pico Viejo. De forma progresiva, equipos especializados de la Guardia Civil, el Ejército o la Unidad Militar de Emergencias (UME), junto con el apoyo de otros colectivos y voluntarios rastrearon aquellos posibles lugares por donde pudo pasar pero no hallaron ni un indicio para localizarlo. Solo su coche fue localizado en el Parque Nacional del Teide.

El día 1 de enero tenía previsto entrenar y, posteriormente, descansar en el refugio existente para los montañeros en las proximidades del Parador de Turismo. Y para eso había solicitado las llaves del recinto. Durante las pesquisas realizadas por agentes de la Guardia Civil en los días posteriores a la desaparición, los investigadores tomaron declaración a un senderista de Gran Canaria que se cruzó con el triatleta en la ruta del Pico Viejo, cuando el testigo descendía y Teni ascendía. Apenas faltaba una hora para que anocheciera. Su declaración fue considerada creíble, por la descripción física y de la ropa que llevaba el deportista tinerfeño.

En el rastreo que se efectuó del teléfono móvil del hombre desaparecido, los guardias civiles comprobaron que el último lugar por donde pasó Teni fue el mencionado sendero. Hasta que la batería del móvil se agotó. Desde entonces, no hubo ninguna información nueva de interés policial para determinar qué pudo ocurrir la tarde-noche del 1 de enero de 2014.

 

(Agencia Europa Press).


No hay comentarios

Añade el tuyo