Quantcast

CICLISMO

Hasta ahora su web sólo ejercía de escaparate

Bimont apuesta por introducir la venta online

"El objetivo es seguir peleando para eliminar stock, haciendo ofertas y comprando lo justo"

Bimont tienda-de-bicicletas-en-palma-de-mallorca-bis

Bimont va a emprender en un plazo de 15 días un rediseño en su establecimiento de Palma de Mallorca (imagen superior) hacia un modelo más “boutique”.

(28-5-2024). La tienda ciclista mallorquina Bimont se halla en plena fase de implementación de funciones de venta online en su página web. El CEO de la compañía, Enrique Riera, reconoce que “está clarísimo que hay que tener venta online, tanto para atender a nuestros clientes de Mallorca como para nuevos clientes de fuera de la isla”.

Hasta la fecha, la web de Bimont funcionaba a modo de escaparate, mostrando el catálogo de bicicletas disponibles en su tienda, pero sin opción de compra directa vía online. Ahora el gerente de Bimont, Enrique Riera, apuesta por “activar la venta online para que se convierta en una fuente de ingresos más”. En principio, está previsto que el establecimiento active la venta online en las próximas semanas.

El detallista acepta que la venta online “tiene su público en la actualidad” y considera que ese canal puede aportar nuevas oportunidades, superando la venta a puerta fría en la tienda física. Riera defiende que, hoy en día, es necesario ofrecer la opción de compra online, con envío a domicilio, también para los clientes cercanos, como un servicio para ocasiones en que no pueden desplazarse a la tienda.

Ganar cobertura geográfica

Más allá, el minorista confía en poder llegar también hasta clientes de fuera de las islas pues “se constata que la compra online se encuentra en crecimiento”. La estrategia online de Bimont, según expone Riera, “no se dirigirá a vender por precio, pues para eso ya están las grandes plataformas online, sino a ofrecer servicio y aprovechar la reputación con que ya cuenta Bimont”.

El minorista señala que mientras el mercado ciclista en las islas atraviesa, actualmente, una importante ralentización, “parece ser que algunas tiendas de la península están teniendo más actividad gracias a las ventas online de bicis”.

“Mercado muy, muy parado en Mallorca”

Riera afirma que “el mercado está muy, muy parado en Mallorca”. El detallista sostiene que “la actividad en la tienda es muy monótona la mayoría de los días, aunque pueda haber momentos puntuales con mucho movimiento”. Según indica, ese comportamiento se extiende a todo el retail ciclista de la isla.

El minorista señala que la dinámica global es “seguir peleando para eliminar stock, haciendo ofertas y comprando lo justo”. Riera prevé que este año la facturación de las tiendas ciclistas se sitúe, probablemente, a niveles del pasado ejercicio, pero con mucho menos beneficio debido a la venta en oferta. No obstante, el punto positivo será que “se habrán saneado las cuentas con la eliminación del stock”.

Por otra parte, Riera señala que Bimont, en particular, sigue contando con un cliente extranjero, con segunda residencia en la isla, que dinamiza algunas ventas en ebikes. Sin embargo, “cuesta mucho vender al cliente nacional, incluso con descuentos del 20% o 30%”, apunta el detallista.

Concentración del surtido en dos marcas de bicicletas

Bimont ha reducido este año su surtido de bicicletas a dos marcas, frente a las tres con las que venía trabajando en ejercicios anteriores. Las causas de ello, según explica Riera, son la situación de mercado, los stocks aún presentes en tienda y la liquidez económica de la cadena.

El directivo explica que no era factible realizar altas programaciones, que aportan descuentos por volumen, con tres marcas a la vez. El minorista añade que “hoy en día es impensable comprar unas pocas bicis a precio de tarifa, porque no se pueden vender a PVP, y te vas a quedar sin margen cuando las tengas que sacar en oferta”. Es así que la decisión fue renunciar a una de las marcas.

‘Boutiquizar’ la tienda

Bimont va a emprender en un plazo de 15 días un rediseño en su establecimiento de Palma hacia un modelo más “boutique”. Según expone Riera, el objetivo es mejorar la distribución y exposición, de manera que el cliente pueda visualizar mejor, acceder más fácilmente al producto que le interesa y, en definitiva, “se encuentre más a gusto”.

Bimont, con 33 años de experiencia en el sector ciclista, dispone de una tienda de 700 metros cuadrados en Palma de Mallorca. A ello suma un establecimiento de servicio de alquiler, con una flota de unas 230 bicicletas, ubicado en la localidad de la Alcudia en la misma isla. Esta división, que opera como una empresa independiente dentro del grupo, ejerce su actividad desde de marzo a noviembre, y tiene como público objetivo el turismo que acude a la isla


No hay comentarios

Añade el tuyo