CICLISMO

Los detallistas reclaman más creatividad y mayor comunicación para las bicicletas infantiles

Critican que las marcas “no muestran suficiente atención a la moda y los criterios de los niños” .

Si bien en otros perfiles de bicicleta adopta un rol relativamente secundario, no hay duda que la cosmética en todas sus variantes representa uno de los valores de más peso en el ámbito de los ciclos infantiles. Así lo han constatado la totalidad de los detallistas consultados por CMD, conscientes de que una cuidada estética es fundamental para conseguir la venta final de un producto que, especialmente al niño, le debe ‘entrar por los ojos’.

Partiendo de la base del diseño y la imagen como factores clave, los detallistas sondeados presentan unanimidad de criterios respecto a las prioridades de niños y niñas en este sentido. Según el propietario de Sport Bici de Huelva, Manolo Barrera, “las niñas prefieren el rosa, el fucsia y el blanco, mientras que, entre los niños, se acostumbran a imponer los colores vistosos”. Por su parte, Joe Vázquez, detallista de la madrileña Ciclos Otero ha asegurado que el tamaño de la bicicleta presenta una estrecha relación con el color. “Cuanto más pequeña es la bici, más clásicos son sus colores”, ha explicado, para añadir a continuación que “a medida que se incrementa su tamaño, se van suavizando los tonos paulatinamente”.

El responsable de bicicletas infantiles de Monty, Joan Vilà, ha percibido que “en gamas como BMX o mountain bike se admiten todo tipo de decoraciones” mientras que, en cuanto a diseño, “la tendencia es fabricar cuadros que sirvan tanto para niñas como para niños”.
Más información en cmd nº264, correspondiente al 30 de mayo de 2009


No hay comentarios

Añade el tuyo