Quantcast

CICLISMO

Alertan de la necesidad de invertir y planificar en ellos

Los talleres de bicicletas viven su ‘despertar de la Cenicienta’

“Se conciben como ‘tabla de salvación’ porque el barco va a la deriva”

javier-reyero-el-guru-de-la-bici-talleres-de-bicicletas-bis

CUIDADO CON LOS 'MECÁNICOS ORQUESTA'. El experto en gestión de talleres y formador de mecánicos de bicicletas, Javi Reyero, adiverte del riesgo de los llamados 'mecánicos orquesta'. El Gurú de la Bicicleta aboga por que el mecánico se concentre exclusivamente en la reparación de bicicletas.

(22-2-2024). La evolución del sector ciclista en los últimos meses -con sobrestock de bicicletas, caída de demanda y reducción de márgenes de beneficios- ha hecho cobrar un nuevo protagonismo a los talleres, como una Cenicienta a la que le llegó la hora del gran baile. De hecho, las transformaciones que experimenta el sector abren nuevas oportunidades a un servicio otrora desdeñado.

El Gurú de la Bici, Javi Reyero, plantea que, en el sector ciclista, en tiempos de abundancia económica se tiende a olvidar el papel de del taller de bicis, no se le da importancia porque los ingresos que aporta son reducidos en comparación con la venta de bicicletas. En cambio, cuando llegan las crisis de ventas se pone el foco en el taller.

En los últimos tiempos, el taller de bicis ha pasado a ser “la última esperanza” para muchos negocios del retail ciclista, apunta Reyero. El fundador de El Guru de la Bici sostiene: “no vivimos un auge de los talleres, sino un hundimiento de la venta de bicis”. Según indica, el taller cobra mayor relevancia porque “ha pasado a ser una vía de ingresos más interesante para muchos negocios”. El experto recuerda, “que el taller, en realidad, siempre ha estado ahí, lo que pasa es que ahora hay quien lo concibe como tabla de salvación porque el barco va a la deriva”.

En cualquier caso, son muchas las voces del retail ciclista que reivindican la importancia de los servicios, destacando el alto margen de beneficios que aportan. Por poner un único ejemplo, el co-ceo de la cadena valenciana Do You Bike, comentaba que el pasado año la rentabilidad de la compañía en cuanto a la venta de venta de bicis y accesorios se sitúó en un 30%, mientras que la rentabilidad de los servicios de alquiler y taller subió hasta el 70%.

Más allá del taller tradicional

Nuevas puertas se abren para los talleres de bicis. Por ejemplo, el experto en en ciclismo y movilidad, Vincent Higuet, considera imparable la proliferación de flotas de bicicletas, que impulsarán tanto las administraciones públicas como las empresas privadas en cumplimiento de futuros planes de movilidad. Todas esas bicicletas precisarán de unos mantenimientos y servicios de reparaciones, lo cual representa una oportunidad para los talleres especializados.

Todo ello sin olvidar que la masa de ciclistas en circulación se ha incrementado considerablemente, especialmente tras el llamado bike-boom vivido en el contexto de la pandemia.

Los expertos también confían en que, próximamente, se produzca el largamente esperado despegue de la bicicleta urbana en España.

Ebikes, más trabajo de taller

El auge de las bicicletas eléctricas supone una mayor carga de trabajo para los talleres ciclistas, por dos razones principales. Por una parte, según expone el gerente de Bike Difusion, José Ángel Ormaetxea, ciertos componentes se desgastan antes en las bicicletas eléctricas que en las musculares. Por ejemplo, la vida útil de cadenas, frenos, platos, bielas… es menor y se precisan más visitas al taller.

Por otra parte, el máximo responsable de Bike Difusion apunta que respecto a las bicis musculares hay aficionados “manitas” que pueden acometer algunas reparaciones o mantenimientos. En cambio, las bicicletas eléctricas con su motor y cableado exigen pasar por el taller para la solución de, prácticamente, cualquier incidente.

El valor de la proximidad

La venta de bicicletas por parte de operadores exclusivamente online deja huérfanos de asistencia técnica a numerosos usuarios, algunos incluso necesitan ayuda para montar su nueva adquisición. Ello puede suponer una nueva baza ganadora para los talleres que pongan en valor su proximidad.

De hecho, el presidente de la Asociación Española de Retail, Laureano Turienzo, sostiene que las tiendas de proximidad adquieren hoy en día una gran importancia por su rol estratégico. En algunos sectores, esos establecimientos ya funcionan como puntos de entrega y recogida del comercio electrónico, un fenómeno que Turienzo cree que “irá más, como parte de la superación de la omnicanalidad”.

En el sector ciclista se puede citar, en particular, la reciente operación de Deporvillage. A finales del pasado año, anunció una alianza con nueve reconocidos establecimientos del retail ciclista de diferentes puntos de España, para actuar como Deporvillage Service Points. La intención de Deporvillage es continuar ampliando esa red de puntos físicos con nuevos establecimientos asociados.

Taller, relación a largo plazo

El Gurú de la Bicicleta apunta que “una mala praxis es entender el taller como una fuente de ingresos a corto plazo, cuando debe ser concebido como una relación a largo plazo con el cliente”. Ello implica, según añade, que quizá “hoy no ganes tanto para ganar más mañana”. Javi Reyero considera la honestidad como uno de los elementos cruciales en ese aspecto.

Por otra parte, este experto en gestión de talleres y formación de mecánicos de bicicletas señala que “arreglar bien las bicis es solo la punta del iceberg de todo lo que representa el taller”. También defiende la necesidad de contar con “unos procesos de trabajo bien establecidos y un sistema definido”. Según comenta, actualmente se encuentra preparando la masterclass online “Empieza a animar tu taller”, que tendrá lugar el 28 de febrero.

Reyero se refiere a la importancia de “documentar todas las actividades realizadas desde la llegada un nuevo cliente hasta que se convierte en un cliente satisfecho y recurrente”. Según subraya, “es algo que conlleva una gran cantidad de trabajo detrás, con compromiso, disciplina, formación… se precisa una empresa bien constituida y organizada”.

Formar y no improvisar

En particular, Reyero destaca la importancia de la formación, pues su carencia lleva “a la improvisación y pérdida de rentabilidad”. El experto asegura que “un taller no puede funcionar como una fuente de ingresos recurrente y predecible cuando se deja en manos de la improvisación”.

El Gurú de la bici recuerda que en muchos talleres todavía perdura la figura del “mecánico orquesta”, encargado de todo: “recepcionar la bici, hacer el pedido, hacer el presupuesto, avisar al cliente, meter el albarán… al final casi no le queda ni tiempo para reparar la bici”. Reyero aboga por que el mecánico se concentre exclusivamente en la reparación de la bicicleta.


No hay comentarios

Añade el tuyo