CICLISMO

Piden un aumento “gradual y ponderado” del precio del Bicing

La síndica de Greuges de Barcelona propone la creación de un abono familiar

(22-1-2013). La síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha afirmado que si debe aplicarse un aumento tarifario del servicio público de bicicletas, el Bicing, que sea “gradual y ponderado” para evitar el impacto en las economías más débiles que lo usan como forma de ahorro.

Vilà ha emitido una resolución a partir de 163 quejas recibidas –en el momento de cerrar el informe eran 113, y aún siguen llegando– contra el anuncio del Gobierno municipal de subir el bono de uso ilimitado un 116%, hasta los 97,5 euros anuales, proyecto ahora parado, y la intención del consistorio es estudiar un nuevo modelo de precios para 2014.

Cree que los datos de la empresa municipal Barcelona de Serveis Municipals (B:SM) son concluyentes sobre la necesidad de modificar el sistema tarifario para hacerlo más equitativo y evitar un colapso de crecimiento, y defiende que la solución pasa por un servicio de más calidad, el control de los gastos extra y adecuar el coste en función del uso.

Recuerda que en 2012 el Bicing costó 17 millones de euros más IVA, de los cuales el Ayuntamiento aportó 12,5 y los usuarios 4,5, lo que ha contrapuesto al metro y el bus: mientras en estos transportes la administración aporta sobre el 50% de su coste, en el servicio de bicicletas el consistorio sufraga más del 73%.

Vilà considera que la aportación municipal debería haberse acercado en ejercicios anteriores a la que se ejecuta al Metro y al bus, pero manteniendo un diferencial por el valor añadido que aporta para la ecología y tranquilidad, es decir, que la subvención debe ser superior a la de transportes motorizados que consumen energía no renovable.

Propuestas

La síndica lanza diversas recomendaciones, como un bono familiar que incluya a adolescentes de 14 años para evitar el sobrecoste de tener que pagar diversos carnés individuales: una familia con cuatro miembros puede llegar a pagar 168 euros por cuatro bonos anuales de 50 viajes, una de las tarjetas previstas en el nuevo modelo tarifario paralizado.

Se muestra partidaria de tarifar por minutos los tramos de usos superiores a la primera media hora en lugar de aplicar a los usuarios un sobrecoste fijo como ahora, y bonificar los viajes a las zonas que hacen subida; de momento, el Ayuntamiento aplicará este febrero una subida del 3% del bono anual ilimitado, que pasará a costar 46,46 euros.

De 2010 a 2012 los usos del servicio de bicicletas se han incrementado un 45%, pasando de los 11 a los 16 millones, y si se mantiene la tendencia, B:SM estima que este año se llegue a los 18 millones, lo que para la empresa municipal puede suponer un aumento desproporcionado de costes que ponga en peligro el mantenimiento del servicio.

El Ayuntamiento dice que el contrato con la gestora del Bicing, Clear Channel, prevé que el precio del servicio suba si se incrementan los usos, y B:SM cree que la revisión de tarifas es obligada mientras está a la espera de que se establezcan nuevas condiciones de licitación cuando finalice el contrato en 2017, ya que el coste de rescisión es muy elevado.

En cuanto al contrato con Clear Channel, Vilà se pregunta si el proceso de aprobación y licitación que se hizo entre 2006 y 2007 fue demasiado rápido, y si habría sido más oportuno establecer un periodo de prueba y hacer un estudio para ver la viabilidad y la implantación futura del servicio antes de establecer las condiciones definitivas.


No hay comentarios

Añade el tuyo