CICLISMO

En Sitges, junto al parque natural del Garraf

El sábado se inaugura Voló ebikes, un nuevo concepto de tienda de ciclismo

También ofrece servicio de taller, restauración y alquiler de bicicletas eléctricas

Volo

Olivier Vander Elst, uno de los promotores de Voló, y Nacho Kindelán, el gerente, en el local que están acabando de acondicionar.

(18-11-2021). Voló ebikes, un nuevo espacio dedicado a la bicicleta eléctrica, abrirá sus puertas al público el próximo sábado en Sitges. Se trata de un local de 500 metros cuadrados con un concepto innovador, que abarca venta, alquiler y reparación de e-bikes, pero también servicio de restauración.

El sábado se inaugura en Sitges un nuevo concepto de espacio dedicado a la bicicleta eléctrica, que incluye tienda, taller, servicio de alquiler y restauración. Se trata de la tienda de bicicletas Volo ebikes. El evento se desarrollará de diez a dos de la tarde, con una presentación a las doce.

Con su servicio de venta y alquiler, el local pretende convertirse en un punto de encuentro tanto para quienes se planteen probar y adquirir una bicicleta eléctrica como para aquellos que deseen descubrir el parque natural del Garraf. De hecho, está situado en una nave industrial de Sitges, concretamente en la avenida Camí Pla, 27, un lugar muy cercano a la montaña.

Esta orientación explica que el horario de apertura incluya el domingo por la mañana, en que muchos ciclistas salen con la bicicleta, y que el local únicamente permanezca cerrado los lunes.

UN ENCLAVE ESTRATÉGICO

El gerente de Voló, Nacho Kindelán, destaca la ubicación del local, a los pies del Garraf, como uno de sus principales atractivos: “Se trata de un lugar estupendo para montar en bicicleta, para probar los productos que tenemos y comer algo sano”.

Voló aspira a generar una comunidad fidelizada alrededor del ciclismo y su ‘lifestyle’. De ahí que ofrezca espacios de relax con un diseño innovador, donde es posible tomar algo, desayunar o incluso disfrutar de un pequeño almuerzo.

De todas formas, Kindelán considera que el establecimiento en sí, ubicado en una nave industrial de 500 metros cuadrados, “será un reclamo en sí mismo, ya que no es una tienda al uso”. En este sentido, el directivo espera atraer a público de Barcelona que, “con la excusa de probar una bicicleta eléctrica, descubran la zona y lo que Voló puede ofrecerles”.

ATENCIÓN PERSONALIZADA

Preguntado por cómo piensa enfocar el apartado de retail, el gerente de Voló apela a “una atención personalizada y un servicio de calidad antes, durante y después de la compra”. La fórmula pasa por reservar día y hora en su página web para ver en la tienda los modelos que puedan encajar en el perfil del cliente y probarlos. “Si, por ejemplo, está indeciso entre dos modelos, la idea es acompañarlo a dar una vuelta e ir intercambiando las bicicletas, ya que probando es como mejor se ven las cosas”, explica Kindelán.

Sus productos responden a tres tipologías de cliente: bicicletas eléctricas de montaña “para los amantes de la naturaleza y el deporte al aire libre”, e-bikes urbanas para quienes “deseen aparcar el coche en el día a día y dar el paso hacia una movilidad más sostenible” y e-bikes de carga “para llevar los niños al colegio”.

CUATRO MARCAS A LA VENTA

Según el gerente de Voló, se comercializarán bicicletas eléctricas urbanas de Riese & Müller, Specialized, Moustache y Tern. En cuanto a las e-bikes de montaña, los modelos disponibles serán de Specialized y Moustache. Y también se ofrecerán e-bikes de carga de la marca Tern. Además, la tienda venderá una línea de ciclismo de Patagonia, dirigida específicamente a la práctica del MTB.

En cuanto al servicio de alquiler, se trata de bicicletas eléctricas Whistle, que se pueden reservar en el propio local o a través del formulario de contacto de su web.

PROYECTO TURÍSTICO

Voló también tiene previsto poner en marcha “tours guiados por el Garraf a partir de las Navidades” y la idea es ampliar la oferta a “viajes de e-bikes de varios días por lugares como los Pirineos y otras zonas del mundo”, según Kindelán. En este sentido, Thomson Bike Tours aportará su ‘know how’ para atraer visitantes interesados en las e-bikes.

Aunque la idea es que la tienda sea “el motor principal del negocio”, Kindelán reconoce que “la parte turística tendrá su peso porque Sitges y el Garraf tienen mucho que ofrecer”.

WEB INFORMATIVA

Voló ya cuenta con una web informativa, en la que se pueden encontrar los modelos disponibles en tienda y reservar cita para probar alguno de ellos. De todas formas, el equipo ya trabaja en una nueva web que incluirá la opción de compra.

El proyecto es una iniciativa de Olivier Vander Elst, propietario de tres tiendas de e-bikes en Irlanda, y Peter Thomson, propietario de Thomson Bike Tours, uno de los principales touroperadores europeos de viajes vinculados a la bicicleta.


No hay comentarios

Añade el tuyo