CICLISMO

Sant Andreu de la Barca estrena un ‘bicing’ de bajo coste

El municipio barcelonés estrena una red de 60 bicicletas que serán mantenidas con ingresos publicitarios

(2-12-2009). Sant Andreu de la Barca (Barcelona) se adelantó al Bicing metropolitano (cuyo comienzo está previsto para el primer trimestre del año que viene en 17 municipios del cinturón de Barcelona) al estrenar el pasado sábado el primer sistema automatizado de alquiler de bicicletas en el municipio.

El nuevo servicio, llamado BiciSAB, se ha adaptado a las características del esta localidad del Baix Llobregat con 30.000 habitantes y un casco urbano de apenas 2,5 kilómetros. 
El ayuntamiento y la empresa ganadora del servicio, Green Maresme, probarán el sistema durante el próximo año con 60 bicicletas repartidas en siete estaciones. Si la iniciativa tiene éxito, se extenderá el número de paradas y se prorrogará el contrato cuatro años más. 

El coste de la creación e instalación del sistema ascendió a unos 190.000 euros. El Institut Català d’Energia aportó 110.000 euros para incentivar el ahorro energético y el ayuntamiento aportó los otros 80.000. La empresa ganadora de la concesión deberá asumir el mantenimiento anual del servicio. Para ello deberá explotar comercialmente los espacios de publicidad disponibles en las paradas.


Las bicicletas, de color verde y rojo, son más altas y robustas que las utilizadas por el Bicing de Barcelona. Llevan unos anclajes laterales por donde se aparcan en las paradas (resistentes y antivandálicas, según sus diseñadores). El escaso número de bicicletas servirá para evaluar el funcionamiento del servicio y, previsiblemente, hacer una gran expansión. 
El alcalde de la ciudad, Enric Llorca (PSC), estrenó el sábado el sistema y declaró que se trataba del primer Bicing operativo en la comarca del Baix Llobregat y el segundo en el área metropolitana, después de Barcelona. El mecanismo de funcionamiento es casi idéntico al de la capital catalana: los usuarios solamente podrán utilizar una bicicleta durante 45 minutos. Trascurrido ese tiempo se cobrará una penalización: dos céntimos por minuto extra, pero no se podrá exceder las 2 horas.
Las reparaciones de las bicicletas, el cambio de ruedas, frenos y demás accesorios han sido delegadas a una pequeña empresa de bicicletas de la localidad, un servicio que se pagará con los ingresos publicitarios. 

Tras ganar el concurso, al que no se presentó ninguna de las multinacionales que gestionan los servicios de bicicletas en las grandes ciudades, la concesionaria creó el software, los anclajes y el sistema de telecomunicaciones necesario para la operación del servicio.

El ayuntamiento asegura que, por contar con distancias más cortas, los usuarios harán trayectos rápidos y garantizarán una alta rotación de bicicletas.


No hay comentarios

Añade el tuyo