CICLISMO

Canyon sufre un ciberataque horas antes de Fin de Año

canyon

La sede de Canoyn en Koblenz ha sido víctima de un ciberataque.

(7-1-2020). Canyon Bicycles ha informado de que, poco antes del cambio de año, la compañía fue víctima de un “ciberataque criminal masivo” que ha afectado a sus sistemas informáticos. Los pedidos se están procesando con normalidad, pero el incidente está provocando ligeros retrasos en las entregas. 

El pasado 31 de diciembre, justo antes del cambio de año, Canyon Bicycles GmbH fue víctima de un ciberataque presuntamente perpetrado por un grupo organizado, especializado en este tipo de delitos. Según explica la propia compañía, los ciberdelincuentes lograron acceder a los sistemas informáticos de la marca alemana de bicicletas, encriptando tanto el software como los servidores.

Cabe recordar que Canyon, desde sus orígenes, comercializa directamente sus bicicletas al cliente final a través de su propia página web, es decir, sin las tiendas como intermediarias. Sin embargo, el asalto no afectó al site www.canyon.com, por lo que la tienda online funciona correctamente y los pedidos de los consumidores se han recibido y se siguen recibiendo con absoluta normalidad. Sin embargo, el ciberataque ha perjudicado a los sistemas de RP, que permiten la gestión de funciones como la producción o los stocks, lo que está provocando ligeros retrasos en la tramitación de los pedidos y las entregas de bicicletas que la empresa espera solventar en breve.

El CEO y fundador de Canyon, Roman Arnold, ha declarado que “el ataque muestra un intento criminal masivo. Debido al encriptado de nuestra infraestructura IT, los procesos de trabajo y de negocio se han visto afectados temporalmente. Desafortunadamente, preveemos retrasos en las respuestas y entregas a nuestros clientes en los próximos días. Nos estamos esforzando en que el impacto de este incidente sobre nuestros clientes y fans sea lo más bajo posible y en restablecer la normalidad tan rápido como podamos. Pedimos disculpas porque Canyon no puede ofrecer ahora mismo su estándar habitual de calidad”.

Sólo Estados Unidos se salva

El ciberataque ha damnificado a todas las filiales y empresas externas que se encargan de la atención y el servicio al cliente de Canyon en los distintos mercados de todo el mundo, ya que todas ellas trabajan en remoto con el mismo sistema. Sólo Estados Unidos ha quedado fuera de esta agresión, ya que la subsidiaria americana opera con su propio sistema IT. Canyon Bicicyles cuenta en la actualidad con siete filiales, entre ellas la española -que se puso en marcha el pasado otoño-, pero la enseña está presente en un centenar de mercados.

Investigación

Inmediatamente después del ciberataque, Canyon alertó de los hechos a las autoridades pertinentes. La marca está trabajando estrechamente con la Policía de Koblenz, donde la compañía tiene su sede central, para esclarecer la incidencia. Expertos forenses r informáticos, así como especialistas en ciberseguridad, están analizando y controlando el ataque y ya han puesto en marcha soluciones y contramedidas.

En su último ejercicio fiscal, cerrado el pasado 30 de septiembre, Canyon alcanzó una facturación global de 269 millones de euros, una cifra que engloba todos los mercados donde está presente salvo Estados Unidos, donde ingresó otros 40 millones de euros.


No hay comentarios

Añade el tuyo