CICLISMO

Entrevista a Creu Agustina, propietario de Barna Cicloturismo

Cómo equiparnos para una salida cicloturista

Creu Agustina, presidente del Gremi de Comerciants de Bicicletes de Catalunya y propietario de la tienda Barna Cicloturisme, nos habla de la indumentaria y el equipo necesario para emprender una salida cicloturista.

¿Qué hay que tener en cuenta ante una salida cicloturista?
Como en cualquier viaje, la preparación es muy estimulante. Hay que aprovechar para adaptar el kilometraje a la dinámica del grupo, y pensar en intercalar tiempo de descanso, a pesar de que tengamos ganas de continuar. El viaje debe prepararse en función de los días que queramos pedalear, de la forma física de los miembros del grupo, de si vamos solos o llevamos coche de apoyo, etc. La época del año y la climatología del territorio por donde vamos a pedalear es otro factor relevante, así como valorar el nivel de autonomía que queramos o podamos tener. No es lo mismo ir con las alforjas cargadas con comida, ropa y una tienda de campaña, que viajar sin portaequipajes, y con una pequeña mochila y un par de tarjetas visa.

Háblenos de la elección de la ropa adecuada.
Debe valorarse la comodidad y la transpiración de la ropa, y del material técnico con el que está fabricada. Aquí también es conveniente pedir consejo a nuestro establecimiento ‘de cabecera’. Los coulottes tienen ‘badanas’ de calidades muy diferentes, y la comodidad e higiene pasan por que sean de primera clase. En nuestro país contamos con fabricantes de ropa de calidad top, que no valoramos lo suficiente, pero que en muchos casos, exportan el 70% de su producción, y son los que aconsejo. Fabrican ropa técnica con los mejores materiales, que no son baratos, pero sí muy duraderos, ocupan poco espacio y pesan poco. Son muy polivalentes, por lo cual una prenda sirve para un amplio espectro de temperaturas interiores y exteriores, al utilizar membranas que cierran o abren a la perfección. Además, son fáciles de lavar. Estas fibras las encontraremos en todo tipo de prendas: desde calcetines a camisetas de contacto, ropa interior para hombre y mujer, maillots, manguitos, perneras, paravientos e impermeables, guantes, y ropa para después de pedalear.

¿Y en cuanto al calzado?
Aconsejo el pedal automático, sobre todo por seguridad y eficacia, a pesar de que la primera impresión al ir ‘atados’ provoque temor. El pedal automático nos libera automáticamente, y casi de forma mágica, en caso de caída, a la vez que aumentamos el rendimiento, porque nos obliga a pedalear ’redondo’, aprovechando todas las inercias del peso de la pierna y haciendo trabajar a toda la musculatura implicada en el esfuerzo de pedalear. El pedaleo de “pistón” provoca el efecto contrario, y es el causante de accidentes por descontrol de la bici, por ejemplo al encontrarse con un badén imprevisto. Las zapatillas para pedal automático son suficientemente flexibles como para caminar sin problemas, e incluso para hacer alguna excursión a pie sin necesidad de llevar otro calzado.

¿Hay que llevar casco?
El que lleva visera es altamente recomendable. Aparte de la protección en caso de accidente, hace funciones de gorra, y la visera se puede quitar y poner a voluntad. Los cascos actuales están diseñados en túnel de viento, como los F-1, y son tan cómodos que no agobian en absoluto, por lo que no es necesario quitárselos en las subidas. También aconsejo llevar gafas, importantes para evitar lesiones oculares. Así avanzaremos placenteramente, con el aire acariciando nuestra cara, por una ruta de sorpresas…

¿Es partidario de llevar auriculares, como hacen muchos ciclistas urbanos?
Escuchar música mientras pedaleamos no es la mejor actitud. La música la tenemos a nuestro alrededor, y posiblemente la naturaleza nos brinde sonidos impensables o suaves silencios… o conversaciones sugerentes y entrañables, quién sabe…

¿Debe tener características especiales la bici del cicloturista?
La comodidad es básica, dado que vamos a pasar muchas horas montados en bicicleta. Para ello escogeremos una que sea específica para el tipo de cicloturismo que queramos practicar: por montaña, por vías verdes o por carretera. La bicicleta ha de ser de la talla adecuada, y la posición debe priorizar la comodidad, por lo que no hay que dudar en tantear diferentes medidas de potencia. En el caso de la bicicleta específica para mujer, deben probarse distintos tipos de sillines femeninos. Cada vez más, las marcas ofrecen la opción de prueba durante un mes, en sillines solo para pelvis femenina. Por su carácter no competitivo, la mujer se está incorporando masivamente como cicloturista.

¿Percibe también un auge del cicloturismo familiar?
Si, está creciendo en Europa a velocidad imparable. En este sentido, aquí sufrimos leyes incomprensibles, que prohíben los remolques para niños, mientras que en Europa crecen sus ventas. Además, estos remolques también se convierten en cochecitos clásicos, o pueden servir para correr, aplicando una pequeña rueda en la parte delantera.

¿Tiene que haber adaptación previa a la conducción con peso?
Sí, ya que es muy diferente. Para iniciarse en ella, es conveniente hacer una pequeña excursión de domingo, y así familiarizarse con el comportamiento peculiar de la bici cargada, y con sus limitaciones.

¿Debe estar prevista la alimentación?
Es un elemento importante, a pesar que podamos hacer aproximaciones a algún ‘pequeño exceso’, consecuencia de gastronomías locales muy tentadoras. La experiencia me dice que este placer compensa un estiramiento del horario de descanso, por ejemplo.

¿Algún otro requisito previo antes de iniciar la marcha?
Todas las bicicletas requieren una revisión completa en nuestro taller de confianza antes y después del viaje. Allí nos aconsejaran el recambio a llevar, y cómo reparar las averías más frecuentes que nos podamos encontrar. También nos proporcionaran la ‘patilla de cambio’ especifica de nuestro cuadro, que puede romperse en cualquier transporte público, avión tren… se recomienda llevarla siempre en la bolsa bajo el sillín.


No hay comentarios

Añade el tuyo