CICLISMO

ConBici defenderá ante la DGT la no obligatoriedad del casco en ciudad

Las muertes en carretera, donde se impone el caso, superan en un 200% a las de ciudad

(10-12-2012). Con el fin de favorecer el crecimiento de la bicicleta en España, ConBici ha solicitado una reunión con la directora de la DGT, María Seguí, para solicitarle la no imposición del casco en ciudad y repensar la obligatoriedad del casco en cada una de las vías interurbanas, puesto que no todas son iguales.

Según argumenta ConBici en su página web, la siniestralidad de los ciclistas y el auge de la bicicleta está más relacionada con la falta de infraestructuras y legislación favorable, que con las medidas de autoprotección. La coordinadora argumenta que, según datos de la DGT, entre 2007 y 2010, en España murieron un promedio de 16 ciclistas al año en accidentes urbanos de tráfico . No hay estudios ni evidencias que demuestren que si los fallecidos hubieran utilizado casco, hubieran sobrevivido.

Tres millones de ciclistas usan cada día la bici en España en 2011 y, sin embargo, si se suman todas las vías por las que circulan, urbanas e interurbanas, sólo fallecieron 67 ciclistas en 2010. Casi todos los que circulaban por vías interurbanas llevaban casco. Los cascos para bicicleta están diseñados para resistir pequeños golpes o golpes directos cuando la víctima no es atropellada por vehículos de motor, lo que pone de manifiesto en la norma de la UE.

Los accidentes no mortales en ciudad doblan a los ocurridos en carretera, y el 98% son leves. Sin embargo, en carretera (vías interurbanas), fallecen cada año un promedio de 50 ciclistas, un 200% más que en ciudad, donde paradójicamente el casco no es obligatorio. Por tanto, el casco no interviene en la seguridad de la mayoría de las víctimas, pues casi todas llevaban casco, pero este no se muestra eficaz ante los atropellos por coches, principal motivo de mortalidad.

Los ciclistas llevan voluntariamente casco (sin necesidad de obligarles), cuando utilizan la bici deportivamente en carretera o montaña: para realizar lo que consideran una actividad de riesgo. Los cicloturistas, los habitantes de zonas rurales, los trabajadores de zonas periféricas, etc… que utilizan habitualmente vías interurbanas, a tenor de la baja siniestralidad según los datos de la DGT, no están practicando una actividad de riesgo.

Asimismo, el colectivo advierte que igual que en el resto de Europa, los ciclistas, a pesar de la obligatoriedad de llevar casco en España (y casi sólo en España), no suelen llevar casco en zona urbana o cuando circulan por carreteras secundarias, vías de servicio, vías verdes, carriles bici interurbanos, etc., pues entienden que realizan una conducción que no entraña un riesgo mayor que otras actividades al aire libre. Los ciclistas, aun sin casco, al saberse más frágiles, son prudentes en su mayoría, por ello la siniestralidad es tan baja. Los ciudadanos que no suelen utilizar la bicicleta o lo hacen poco, tienen una falsa percepción de peligro hacia la bicicleta, que no se corresponde con las cifras reales de accidentes.

Lee el artículo completo aquí.


No hay comentarios

Añade el tuyo