CICLISMO

Ariadna Vidal, fisioterapeuta deportiva de Bici Escapa, nos da algunos consejos

Cómo prevenir lesiones en salidas cicloturistas

El ciclismo implica unos gestos muy repetitivos que, en marchas largas, pueden llegar a provocar lesiones. Dolor cervical, malestar en la zona lumbar o molestias en rodillas y pies son los síntomas más habituales de que o la posición que adoptamos o la bicicleta empleada no son adecuadas. Ariadna Vidal, triatleta y fisioterapeuta especializada en deporte de la tienda Bici Escapa (Sabadell), nos da algunos consejos.

¿Cuál es el primer aspecto que tenemos que considerar antes de emprender una marcha larga en bicicleta?
En primer lugar, damos por hecho que este cicloturista ya está acostumbrado a realizar salidas largas. Partiendo de aquí, hay que estar seguros de que la talla de la bici es la adecuada. Lo mejor es dejarse aconsejar por un especialista. En Bici Escapa hacemos un estudio biomecánico del usuario para analizar sus particularidades físicas y, con los resultados, ajustar la bici y corregir la posición.

¿Cuáles son las lesiones más habituales cuando hacemos largas tiradas en bicicleta?
Una de las lesiones más habituales cuando estamos muchas horas sobre la bicicleta es el dolor de cervicales, derivado de una posición incorrecta, bien porque vas muy bajo o demasiado estirado. La tensión que se produce en los hombros genera una sobrecarga en las cervicales y el consecuente cierre de la zona pectoral puede incluso causar problemas de circulación, con sensación de manos dormidas. Si el camino es irregular, las vibraciones también acentuarán esta sensación de adormecimiento en las manos.

¿Cómo se puede corregir esto?
La solución está en llevar la posición adecuada sobre la bici, lo que se consigue adaptando la potencia y el alcance del manillar. Los brazos tienen que llegar a él de una manera natural, sin forzarlos.

¿Qué otras molestias pueden aparecer?
Son también habituales los dolores en la zona lumbar, que se producen por la sobrecarga en la cadera. Si llevamos una buena posición, el peso se reparte mejor y se evitan estos dolores. La posición no tiene que ser ni muy estirada ni muy corvada, debe ser armónica, natural y tratar de mantenerla así constantemente.

Pies y rodillas, ¿también sufren?
Sí, cada persona tiene una manera distintas de colocar los pies sobre los pedales y una posición incorrecta también puede producir malestar a la larga. Es importante mantener una línea recta entre la cadera, la rodilla y el pie para evitar disfunciones como tendinitis o meniscopatía. A veces, según las características de nuestro pie, es conveniente utilizar plantillas o cuñas para conseguir un apoyo extra.

¿Los ciclistas son conscientes de la necesidad de seguir estos pasos?
Muchos aficionados cogen la bicicleta y hacen kilómetros sin tener en cuenta estas precauciones. Al principio no se nota, pero si no se toman precauciones en tiradas largas, corres el riesgo de hipotecar unos meses por una lesión. Insisto en que es fundamental ajustar y personalizar tu bicicleta y llevar una posición correcta.

Más información: www.biciescapa.com


No hay comentarios

Añade el tuyo