CICLISMO

Qué es un estudio biomecánico y qué beneficios aporta

estudio biomecanico

(11-12-2014). Los estudios biomecánicos se han puesto muy de moda entre todo tipo de ciclistas y hay tiendas que ya están apostando por ellas. Descubrimos cómo y por qué se llevan a cabo y qué pueden aportar al rendimiento sobre la bicicleta.

¿Eres ciclista y tienes dolor en las rodillas en tus salidas? ¿Y en la zona lumbar? Si tu respuesta es sí, probablemente estos dolores incómodos, que pueden derivar en lesiones, vienen provocados por una posición incorrecta sobre la bicicleta y un pedaleo deficiente. Esto, al final también acabe repercutiendo en tu rendimiento como ciclista y en tu capacidad de progresión.

Con cada vez más frecuencia se están incorporando las recomendaciones de revisar nuestra posición y pedaleo. Y esto se lleva a cabo a partir de los estudios biomecánicos, que no es más que pedalear sobre tu bicicleta (o en algunos casos en un sistema de ficción) durante un tiempo determinado para intentar detectar los errores de posición y pedaleo. “Con este tipo de estudios buscamos que tu bicicleta se adapte al 100% a tu anatomía y a tu estilo de ciclismo. Hay que personalizar la bicicleta al ciclista y no al revés”, comenta Javier Camplleonch, fundador de Velodrom Studio. De hecho el cuerpo de un ciclista se puede llegar a acostumbrar por un tiempo a una mala posición hasta llegar al punto de forzar en exceso. Y es ahí cuando aparecen todos los males.

¿Qué se analiza durante el estudio?

Son muchas variables las que hay que tener en cuenta “y más sabiendo que cada ciclista es un mundo con su anatomía diferente y esto no es una ciencia exacta”, explica Javier. Durante el estudio se analiza “la altura del sillín, la distancia hasta el manillar, la inclinación de la manetas, la altura de la potencia… También hay que ajustar las calas, porque es el punto de contacto entre el ciclista y su bici”, precisa Javier, que recuerda que “también hay que tener en cuenta al propio ciclista. Su flexibilidad o la longitud de piernas por ejemplo”.

¿Qué se consigue?

Una vez se ha llevado a cabo esta personalización de la bicicleta se pueden notar mejorías en la comodidad y una mayor eficiencia en el pedaleo. En una buena posición, la pedalada tiene que ser lo más vertical posible para ganar en fuerza y solidez. Pero como comentaba Javier, estos estudios no son una ciencia exacta y hay algunos casos en que no se ha llegado a encontrar esa posición idónea. “Hay cambios que afectan para bien pero otros no, porque no todos los cuerpos se adaptan. Hay muchos factores que pueden influir a parte de la posición, como por ejemplo si has tenido alguna operación en la rodilla, si has sufrido hernias discales, etc.”, explica Javier.

La opinión de los usuarios

Es obvio que el número de ciclistas ha aumentado en los últimos años y cada vez son más por los que optan por estos estudios desde ciclo turistas hasta profesionales. Narcís Domingo, miembro del Club Triatló Cambrils, se ha llegado a hacer hasta 3 estudios para ajustar su posición en 3 bicicletas diferentes (2 bicis convencionales de carretera y una cabra). “Paso muchas horas sobre la bici y quería tener ese punto de comodidad además de prevenir futuras lesiones graves. Fue un tema más de prevención”. Narcís comenta que “el 60-70% de corredores de nuestro club se han hecho un estudio. Lo recomendamos a todos los miembros y para mí, tendría que ser prácticamente obligatorio para todos los ciclo turistas que pasan más de 3 horas pedaleando”, concluye Narcís.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Fitstudio

    La verdad es que hacer un estudio biomecánico es importantísimo. Más que por la mejora de rendimiento, que también es importante, para evitar lesiones. Personalmente, recomiendo a todo aquel que vaya a andar en bici que se haga un estudio biomecánico antes.


Responder a Fitstudio Cancelar respuesta