CICLISMO

Doblete de Riki Abad y Lurbel en el desierto: Titan Desert y Marathon des Sables

Riki_Abad_Titan2019

Riki Abad ha conseguido completar la Titan Desert y la Marathon des Sables en menos de un mes.

(9-5-2019). En menos de un mes, el atleta de Lurbel Riki Abad ha encadenado con éxito dos de las competiciones deportivas con más repercusión mundial, logrando su objetivo principal de 2019, el Doblete del Desierto.

El reto empezó del 5 al 15 de abril participando en Marathon des Sables, uno de los eventos de ultra distancia con más repercusión internacional que consta de 250km de competición a pie en pleno desierto de Marruecos. Al poco de regresar a España, el navarro volvía a preparar su equipaje para otra de las competiciones más esperadas del calendario, la Titan Desert. (del 27 de abril al 3 de mayo), en este caso una prueba ciclista de 600 km y un desnivel acumulado que supera los 5.000m.

En una entrevista difundida por Lurbel, Riki Abad se muestra convencido de que la prueba más dura ha sido, sin lugar a dudas, el Marathon del Sables. “Siempre correr es mucho más agresivo que la bici, además correr con mochila cargada más y si le sumamos el tema de la autosuficiencia hacen de Sables una prueba muy exigente”, explica.

Recuperación

El atleta señala que la recuperación de Sables fue muy rápida y buena, prácticamente al día siguiente ya estaba corriendo, y añade que “me ha sorprendido mucho mi rendimiento en la Titan Desert con tan pocos kilómetros acumulados este año en bici”.

Riki se declara muy contento y satisfecho tras logar este reto. “No era fácil completarlo y menos rendir a un buen nivel en dos pruebas tan exigentes, con tanto nivel de participación y dos pruebas que los corredores las preparan tanto. En Sables logre la posición 53 y en la Titán el puesto 63”, detalla.

A su juicio, tanto el factor físico como el mental son determinantes en estas pruebas: “Físicamente tienes que estar bien, pero también hay que tener experiencia para saber tirar del cuerpo en los malos momentos”. El atleta afirma que se preparó muy bien para el Marathon des Sables, mientras que no tanto para la Titan, por lo que le ha sorprendido la respuesta de su cuerpo, más aún teniendo en cuenta el desgaste que llevaba.

Pruebas extremas

Abad sostiene que las pruebas del desierto son tan duras por las condiciones extremas: calor, piso irregular y las circunstancias que las rodean. “Sobre todo, en este tipo de pruebas el estómago sufre mucho con los cambios de comida, casi más que las piernas, era uno de los factores que más me preocupaba para lograr ese doblete”, confiesa.


No hay comentarios

Añade el tuyo