CICLISMO

Entrevista al experto en cicloturismo Paco Tortosa

Cómo preparar el equipaje para un viaje en bicicleta

(20-6-2013). Antes de emprender un viaje en bicicleta, es importante decidir qué nos llevaremos y cómo lo llevaremos sobre nuestra bici. Paco Tortosa, uno de los pioneros del cicloturismo en España y autor de la que se considera la ‘biblia’ de esta disciplina en España, nos da unos consejos básicos para que no olvidemos en tierra nada que sea imprescindible, al tiempo que nos aclara algunos ‘falsos mitos’ sobre la importancia del peso de la bici y el material que transportamos.

¿Cómo se tiene que repartir el peso en la bicicleta cuando hacemos una salida cicloturista?

En primer lugar hay que partir con colocar un portaequipajes en la parte trasera. Esto es lo básico. Si no vas a llevar más de 25 kilos de equipaje, con dos alforjas en la parte trasera, colocadas sobre el portaequipajes, es suficiente. Conviene llevar sobre el manillar una bolsa para el equipo de fotografiar, el móvil y la documentación.

¿Qué tipos de sistemas existen y para qué casos recomiendas cada uno?

Las alforjas, como ya he comentado, es el método más universal y cómodo. El carrito, por su parte, recomiendo llevarlo enganchado a la rueda trasera para equipajes superiores a 40 kg o para llevar niños, es una buena opción.

¿El peso que llevamos tiene que ir función del peso de la persona?

No tiene por qué. Alguien puede pesar poco y estar fuerte o pesar mucho y no tener fuerzas. No es un tema relevante.

A la hora de preparar el equipaje, y en líneas generales, ¿de qué puedo prescindir y de qué no?

Para un viaje cicloturista clásico, lo primero de lo que no puedes prescindir es de tener la bici a punto, repasada por el mecánico o por el propio usuario si tiene los conocimientos adecuados. La bici tiene que estar equipada con luces, bomba de aire, cámara de recambio y parches, así como herramientas para reparar una rueda.

¿Y en cuánto a las alforjas?

Recomiendo alforjas específicas para cicloturismo, a poder ser individuales y mejor aquellas que no tiene un espacio para equipaje sobre el portaequipajes.

¿Qué no puede faltar en mi equipo para una salida cicloturista?

Un frontal, gorra, gafas de sol, crema protectora para el sol, repelente anti-mosquitos, trs mudas de ropa como máximo, más la interior el pijama y el bañador. A esto sumamos el neceser completo: champú, gel, cepillo de dientes y pasta, peine, desodorante, colonia, etc. También hay que llevar toalla –mejor si son dos pequeñas-, bolsa de plástico para la ropa sucia y una cartera para el dinero y los documentos. En mi equipaje tambén hay unas zapatillas de ducha y calzado deportivo para pedalear cada día, guantes de ciclista con los dedos libres, cámara de fotos, libreta y Boli para al Cuaderno de Bitácora, impermeable ligero y plegable y un libro de lectura.

¿Aconsejas invertir en artículos de materiales más ligeros?

En absoluto, ya que esto implica materiales más caros. Para hacer turismo en bicicleta el hecho de que la ropa o la bici pesen unos kilos más o menos no tiene ninguna importancia.

He leído en algunos blogs comentarios de cicloturistas que abogan por hacer cosas como recortar la etiqueta de la ropa… ¿Merece la pena llegar a estos extremos?

Continúo con la argumentación anterior. Si vas realmente a hacer un viaje cicloturista de pocos km diarios (para poder disfrutar de los paisajes y el paisanaje), nada competitivo ni deportivo, ni vale la pena pagar mucho por una bici para que pese 1 ó 2 kg menos, ni hay que andar con excentricidades como recortar las etiquetas de la ropa para aligerar el equipaje. Todo eso son detalles del mundo de la competición, tanto de los ciclistas de carretera como del mundo de la competición y más deportivo de las BTT.

Más información: www.pacotortosa.com


No hay comentarios

Añade el tuyo