CICLISMO

Propuestas para otoño de rutas a pie o en bicicleta

Por la región del Alentejo

Propuestas de otoño de rutas a pie o en bicicleta

La red de rutas ciclistas de los siete centros de la región incluye multitud de recorridos para las diferentes modalidades de ciclismo, con caminos señalizados según la categoría: carretera, enduro, gravel y campo a través.

(21-10-2022). Los caminos históricos de esta región pueden recorrerse a pie o en bicicleta aprovechando las moderadas temperaturas de la estación. Se trata de varias rutas por el Alentejo para recorrer en otoño.

Aunque el verano llegue a su fin, el otoño todavía mantiene en el Alentejo un clima sin demasiado calor ni frío que resulta idóneo para las actividades al aire libre. Según se va abriendo paso la estación, las zonas rurales se tiñen de dorados y ocres que crean una atmósfera mágica al reflejar la luz de los atardeceres e invitan a desconectar y perderse por sus paisajes.

Los entornos rurales de la región, de playas vírgenes, espacios protegidos conformados por bosques y elevaciones e idílicos pueblos de casitas blancas están conectados mediante vías y senderos históricos, por lo que se prestan con facilidad a ser recorridos a pie o en bici.

Rutas ciclistas por el Alentejo

Las rutas en bicicleta propuestas son:

– Centros de Ciclismo del Alentejo. Además del ya mencionado Camino Histórico que conecta diferentes puntos del colorido interior y la costa alentejana (reconocida entre las mejor conservadas de Europa), existen rutas que parten de los Centros de Ciclismo de la zona. Dichos espacios, que pueden encontrarse en Arronches o Castelo de Vide/Marvão, se encuentran equipados con vestuarios y estaciones de servicio para hacer más cómoda la aventura de conocer Alentejo a golpe de pedal. La red de rutas de los siete centros de la región incluye multitud de recorridos para las diferentes modalidades de ciclismo, con caminos señalizados según la categoría: carretera, enduro, gravel y campo a través.

– Grandes travesías. Pueden hacerse varias grandes travesías diseñadas para recorridos largos con pernoctaciones en los municipios de la zona, aunque también es posible combinarlas con otras rutas según los intereses del ciclista. Uno de estos grandes recorridos es la ruta ciclista de San Mamede: 181 kilómetros de carreteras asfaltadas, caminos y senderos que pueden completarse en bicicletas de cicloturismo, montaña y gravel. Otros recorridos de similar longitud tienen lugar en la Sierra de Ossa o el Bajo Alentejo, este último con itinerarios por zonas de Ourique y Almodôvar o Serpa. Es recomendable realizar el camino de manera pausada, con la vista puesta en el horizonte, ya que durante el otoño estos entornos se colorean con la caída de las hojas de los castaños.

– Eurovelo 1 – Ruta de la Costa Atlántica. En el Alentejo también puede disfrutarse de un tramo de la gran Ruta de la Costa Atlántica, un recorrido transeuropeo de larga distancia que bordea el litoral desde Noruega hasta el país luso. Pasando por Comporta, Sines o Carvalhal, esta ruta permite descubrir la riqueza de la fauna y flora de las zonas cercanas al océano, pues atraviesa lagos, parques y reservas naturales. Aunque por regla general no haya grandes desniveles, los auténticos desafíos del camino se encuentran en los tramos arenosos y los fuertes vientos del Atlántico. Por ello, se recomienda realizar el viaje por el litoral en sentido norte-sur y hacer las paradas de rigor en los muchos puntos de interés cultural y gastronómico de la zona.

Si se desea estar en contacto constante con la brisa marina, la ruta idónea es el Sendero de los Pescadores. Exclusivamente pedestre, toma su nombre de los caminos tradicionalmente empleados por los alentejanos para llegar desde los núcleos de población hasta las playas y lugares de pesca.

Rutas pedestres por el Alentejo                 

Las rutas propuestas son las siguientes:

– Camino Histórico. El trazado por Alentejo del Camino Histórico, el recorrido más largo de la conocida Ruta Vicentina, está indicado tanto para los viajeros que prefieran hacer trekking como para aquellos que deseen completarla en bicicleta. Sus etapas no superan los 25 kilómetros, por lo que pueden llevarse a cabo en un solo día. Además de ofrecer diversidad de paisajes con sus acantilados de singular belleza, tramos montañosos, horizontes de extensos campos llanos y bosques de alcornoques, atraviesa pueblos y aldeas con un patrimonio histórico bien conservado.

– Sendero de los Pescadores. Si se desea estar en contacto constante con la brisa marina, la ruta idónea es el Sendero de los Pescadores. Exclusivamente pedestre y también parte de la Ruta Vicentina, toma su nombre de los caminos tradicionalmente empleados por los alentejanos para llegar desde los núcleos de población hasta las playas y lugares de pesca. Cada uno de sus tramos termina en un pueblecito pesquero en el que se puede hacer noche y degustar los productos típicos del mar. El otoño es la estación ideal para visitarlo, pues, aunque sea algo más corta, su exigente recorrido no ofrece sombras y discurre mayormente por arena.

– Caminos Circulares de la Ruta Vicentina. Como añadido a los dos grandes recorridos de la Ruta Vicentina, una serie de Caminos Circulares complementa los itinerarios principales. Estas rutas, en su mayoría de dificultad media-baja y duraciones estimadas entre una hora y media y cinco horas y media, comienzan y terminan en mismo lugar para conectar con la naturaleza alentejana sin grandes complicaciones. Algunos de estos caminos son enteramente rurales, como el de las Dunas de Almograve. Otros enriquecen la experiencia con visitas culturales, como la ruta de Santiago do Cacém, que además de pasar por el centro de la histórica ciudad extiende su recorrido por las ruinas romanas de Miróbriga.

– Camino de Santiago. Por la región también transcurren los Caminos de Santiago de Alentejo y Ribatejo, una oportunidad única no solo para disfrutar del turismo sostenible por los inigualables parajes de la zona, sino también de puntos de interés histórico y cultural. Así, el viajero puede descubrir Évora, ciudad nombrada Patrimonio Mundial por UNESCO, los viñedos y bodegas de Reguengos de Monsaraz o los antiguos castillos de localidades como Marvão o Beja, con miradores ideales para observar la estampa otoñal.

– Red TransAlentejo. Con multitud de posibles combinaciones para hacer senderismo, la Red TransAlentejo agrupa en once recorridos los caminos señalizados en la zona del embalse de Alqueva y el río Guadiana con sus afluentes, si bien también llega hasta el Alentejo litoral y territorios del norte como Marvão, Portalegre o Castelo de Vide. Estos senderos, ideados para mostrar lo mejor de los 47 municipios del área, presentan diferentes grados de dificultad y trayectos entre 8 y 20 kilómetros por territorios alentejanos de gran tradición y bagaje histórico. Es posible realizar también paseos nocturnos grupales, y no solo para disfrutar de monumentos prehistóricos como los menhires bajo otra luz, sino también para descubrir el inmenso cielo estrellado. El Observatorio Dark Sky Alqueva está entre los destinos Starlight más importantes del mundo, pues la escasa contaminación lumínica de la zona lo convierte en un punto ideal para la observación de los astros.

Más información en el Alentejo


No hay comentarios

Añade el tuyo