CICLISMO

La asociación presenta una demanda contra el PRUG de la Sierra del Guadarrama en Castilla y León

IMBA acude a los tribunales para defender el mountain bike en Guadarrama

imba-victor-tarodo

El presidente de IMBA España, Víctor Tarodo, incide en que lo que hay que hacer es concienciar a la sociedad y no imponer prohibiciones.

(23-1-2020). Tras la entrada en vigor del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de Sierra del Guadarrama en su vertiente segoviana, la asociación IMBA ha pedido su suspensión cautelar.

La ‘batalla’ de IMBA contra las limitaciones al mountain bike en espacios como el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama viene de largo. Ahora el colectivo, que defiende los intereses de los ciclistas de montaña, ha dado un paso más con la interposición de una demanda contra el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) aprobado por la Junta de Castilla y León, que ya ha entrado en vigor en la vertiente segoviana del parque y que limita el tránsito de bicicletas a caminos de más de tres metros de anchura.

El presidente de la International Mountain Bike Association (IMBA) en España, Víctor Tarodo, explica que, con esta normativa, las bicis están obligadas a circular por caminos de más de tres metros de ancho, lo que aumenta la peligrosidad por la mayor concentración de usuarios y el incremento de la velocidad.

Suspensión cautelar

El plan que recoge estas restricciones al MTB, el PRUG, ya entró en vigor en Castilla y León el pasado mes de mayo –unos días antes de las elecciones generales- y lo hará en breve en la Comunidad de Madrid. El pasado mes de diciembre, IMBA cursó una demanda contra la normativa que ya afecta a la parte segoviana del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama y hará lo mismo en Madrid una vez que entre en vigor el plan.

“Hemos pedido la suspensión cautelar del PRUG hasta que se resuelva el litigio judicial y haya una sentencia firme y definitiva. Si se acepta esta medida, tendremos como mínimo unos años para dialogar con las administraciones y buscar soluciones consensuadas, estableciendo un catálogo de rutas lógicas”, sostiene Tarodo. Además, la asociación ha solicitado la anulación del decreto por las irregularidades encontradas en su tramitación y el incumplimiento de varias leyes de mayor rango.

No hay ningún estudio científico que acredite que las bicicletas destrocen el ecosistema

De hecho, el portavoz de los ciclistas de montaña pone en duda la propia consideración de la Sierra del Guadarrama como Parque Nacional y advierte, además, de que la Comunidad de Madrid quiere extender el parque a otras 30.000 hectáreas, incluyendo el Valle de Lozoya.

Restricciones en Collserola

El mountain bike se enfrenta a las mismas limitaciones en el Parque Natural de Collserola, en Barcelona, e IMBA está trabajando conjuntamente con la asociación Ciclisme, Sport i Respecte Collserola para que no se apliquen restricciones. Unas normativas que, según explica el presidente de IMBA España, se quieren aprobar en forma de ordenanzas municipales. Ya hay tres municipios que las han aprobado.

Pedimos mesas de trabajo para dialogar y buscar soluciones lógicas

Fomentar valores, no prohibir

Tarodo índice en que no hay ningún estudio científico que acredite que las bicicletas destrocen el ecosistema. “Los usuarios somos conscientes de que transitamos por zonas de alto valor ecológico y que hay que conservarlas, pero lo que hay que hacer es concienciar a la sociedad y no imponer prohibiciones. Pedimos mesas de trabajo para dialogar y buscar soluciones lógicas”, incide. “Comparto que hay que sancionar a los que incumplen las normativas, pero hay restricciones que no están fundamentadas”.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo